DIGNIDAD Y DESPEDIDA

SOBRE LA FRAGATA INFERNAL Y ALGO MAS

Cerrado
Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 19:25

Ya se que no va a servir de nada pero por si acaso que quede constancia de esto. E-mails recibidos. No los publican en sus blogs o revistas porque me dicen que allí todo el mundo sabe que se puede cambiar la fecha tranquilamente. Recibidos hoy.

A todos los interesados. El señor Luis Betrán tiene perfecto derecho a copiar y pegar donde quiera todos los textos que aparezcan en Cinegoza o en La Incineradora, blog y revistas ya sin funcionamiento. Yo fui el responsable del blog y el redactor-jefe de La Incidenadora y todo lo que allí se escribió nos fue dictado por D. Luis Betrán, máxima autoridad en temas de cine de Zaragoza y a quién le debemos infinito agradecimiento. En modo alguno asimismo admito que el sr. Betrán pudiese copiar algo de "39 escalones" ya que sus escritos son mucho más antiguos que los del sr. Alfredo Moreno y aunque no soy usuario de cine fórum clásico si PROMETO POR MI HONOR QUE EL SR. BETRAN NO HA PODIDO SER OBJETO MAS QUE DE UNA IGNOMINIOSA CALUMNIA.

Fdo: Luis Antonio Alarcón Sierra, Antonio Tausiet

El sr. Luis Betrán Colas es un gran amigo mío y colaborador habitual de la revista que dirijo "A quarta parede". El es perfectamente libre de tomar de aquí lo que le parezca ya que cuenta con mi TOTAL AUTORIZACIÓN PARA TAL HECHO EN CASO DE PRODUCIRSE, Nosotros somos muy jóvenes y debemos al sr Betrán un magisterio extraordinario en temas de cine. Si, como me ha explicado por tfno., alguién la ha acusado de plagiario ESTARA FALTANDO A LA VERDAD. El sr. Betrán no necesita plagiar a nadie. le basta y le sobra con lo que él sabe y guarda en archivos desde 1964 - muchos de ellos escritos a máquina previa a la llegada de los ordenadores y que yo he visto Y PROMETO ERAN/SON EXCLUSIVAMENTE ORIGINALES SUYOS.

Lo escribo para que conste en CINEFORUM CLASICO ya que no soy usuario de ese foro.

Fdo: Iván Villarmea

Sirva lo mismo para cualquier blog, texto o página web a la que se acceda desde A Quarta Parede

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 19:57

e-mail mío a Toni Alarcón

Tranqui Toni. Pero si te voy a pedir un favor. ¿Quién es Alfredo Moreno?. ¿Es amigo tuyo?. Se ha dado un hecho gravísimo en el foro en el que yo escribo. Ese caballero - al que veía escrito a la derecha de Cinegoza pero jamás entré su blog - me ha acusado de plagiario y hasta se ha servido de antiguos textos de La Incineradora para atrubuírmelos a mi. A consecuencia de tal acto que ya ha desatado una increíble caza de brujas hacia mi persona, si que entré en "39 escalones" y.......comprobé que he sido el ¿plagiador plagiado? ya que los textos míos son mucho más antiguos (¡¡datan de 1964!!). Me temo que voy a precisar de tu defensa en cuanto persona honesta y, en absoluto, plagiaria de nadie. Nunca lo he necesitado.¡¡Joder con el cainismo español!!.

Ya me diraás. gracias y hasta mañana

Abracines "El hijo de Caín"

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 20:00

Texto para A Cuarta Parede / Películas para Premios Chipre
Recibidos
x
Iván Villarmea 16 ago (hace 4 días)
Ola Luis, Cómo estás? Cómo te encuentras este agosto? Siento no haber podido ...
7 mensajes antiguos
Luis Betrán Colás 17 ago (hace 3 días)
El texto sobre Joseph Losey tenía el título...
Iván Villarmea

17 ago (hace 3 días)

para mí
Hola Luis,

Tu primera opción, 'Joseph Losey: Dominadores y Dominados', es perfecta. ¡Título resuelto! En dos o tres semanas, te mostraré entonces el resultado.

Más abrazos,


Iván

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 20:06

En A Quarta Parede


ANDRZEJ WAJDA. LA GRAN POLONESA

Por Luis Betran Publicado o 24/05/2013 · 1 Comentario

No parece existir en el cine contemporáneo un director cuyas raíces culturales procedan tan claramente del siglo XIX como en el caso de este ‘romántico violento’, como ha querido definirse el propio Andrzej Wajda. Toda su obra expresa un nacionalismo exacerbado que, en una primera etapa, se presenta bajo la forma del romanticismo. Sus películas emergen así del subconsciente colectivo de un pueblo, el polaco, cuya historia ha sido una invitación constante a la rebelión y a la lucha por la independencia.

Los movimientos nacionalistas que se desarrollaron durante la segunda mitad del siglo XIX en Europa provocaron también nuevas olas de grandes talentos en las artes que se agruparon en escuelas de fuerte sentido patriótico. El folclore nacional alcanzó entonces carta de nobleza, y el ideal romántico se identificó con la noción de independencia. Polonia no se abstuvo de una cosa ni de la otra: su espíritu nacionalista se arrastra con fuerza hasta nuestros días, y todo artista polaco que haya trascendido márgenes temporales e incluso ideologías ha portado siempre una carga emocional bajo el signo del más intenso patriotismo, comenzando por el compositor Fryderyk Franciszek Chopin. Dentro de esta tradición, Wajda considera que las luchas sociales son el nivel más sofisticado de la acción, el entramado sobre el que se asientan éstas o cualquier otra actividad humana. Para él, todo es un nacionalismo romántico desarrollado dramáticamente, lleno de grandeza en sus mejores momentos, en el que se halla la razón final de la lucha. Pero ojo, escribo estas palabras sobre Wajda en particular, y no sobre otros cineastas polacos como Andrzej Munk, Jerzy Kawalerowicz, Wojciech Has, Jerzy Skolimowski… o Roman Polanski, nuestro crápula favorito, quien siempre ha manifestado un gran respeto por la obra de su antiguo maestro.

La frustración de los resistentes

Autor de ardientes ‘polonesas’, Andrzej Wajda no se circunscribe únicamente a una visión anclada en el pasado, aunque su raíz decimonónica sirva de arranque para este análisis. Sus primeras películas, por ejemplo, se ven marcadas por una nota existencial propia de la cultura de posguerra. La Segunda Guerra Mundial funciona, en este contexto, como un armazón político perfecto para su cine, puesto que por una parte le sirve para lanzar un discurso lleno de pasión acerca del espíritu independiente de su país tras la invasión alemana, mientras que por otra le permite hablar de sus generaciones más jóvenes. Quizás por este motivo su primer largometraje se tituló, precisamente, Pokolenie (Andrzej Wajda, 1955), es decir, ‘Generación’.

Popiól i diament (Andrzej Wajda, 1958)

Ningún otro director europeo se ha centrado tanto como él en retratar a las generaciones del relevo machacadas por la guerra, despistadas en un mundo que cerrará amargamente las puertas a aquella esperanza tan intensamente vivida por las distintas resistencias. Este tema, la frustración de los resistentes, es un problema que no se ha resuelto en Europa desde el final de aquella monstruosa contienda: mientras que algunos veían como el modelo de sociedad por el que habían peleado se desvanecía, otros se repartían el control de cancillerías y zonas de influencia, cuando no lisa y llanamente esos mismos territorios. En el caso de Wajda, los resistentes reencuentran en la guerra el viejo espíritu de libertad, aletargado pero nunca perdido: los más jóvenes presentan un aspecto externo y un comportamiento cercano al de James Dean, pero sus ideales y su ética de actuación eran bien distintos. Así, los protagonistas de Kanal (Andrzej Wajda, 1957), pero sobre todo los de su obra maestra Popiól i diament (Andrzej Wajda, 1958), acaban luchando en el vacío una vez terminada la guerra, cuando se dan cuenta ya sin remedio de que sus acciones responden a objetivos cruzados. La nueva Polonia, con una reforma social en marcha de carácter prometedor, no entusiasma a estos desclasados, incapaces de readaptarse a un orden social que no parece tener en cuenta los sentimientos de estos poetas de la metralleta y la polonesa.

En aquella primera etapa, Wajda recurría habitualmente a un lenguaje barroco de construcción complicada, que no obstante solía producir resultados intensos y emotivos: utilizando toda clase de símbolos, entre los que destacan los de carácter cristiano, estas películas transmiten una tensión que no está en relación directa con la variedad y características de los acontecimientos. Este paroxismo, fruto de una fuerza interior mal contenida y siempre a punto de desbordarse, se manifiesta a lo largo de su obra, ya sea en escenas de amor o de violencia, dando forma a un expresionismo tardío en el que los juegos de luces y sombras alcanzan resonancias premonitoriamente trágicas.

Un Cine Nacionalista

A partir de la década de los años sesenta, Wajda se concentra en el análisis de los males de su patria desde la perspectiva del siglo pasado. Sus costosas superproducciones, como la extraordinaria Popioly (Andrzej Wajda, 1965), un título ambientado en la Guerra de la Independencia española, expresan su temperamento romántico a través del colosalismo: en estas películas, Wajda reconstruye atmósferas, retuerce el tiempo y sitúa lo onírico en un primer plano, siempre en busca de los sueños frustrados de su pueblo en un pasado imposible. No obstante, el análisis de las convulsiones sociales carece de poder de convicción e incluso desaparece en la confrontación con el ideal nacionalista, sin que se pueda decir que haya algún vínculo entre ellos. Ziemia obiecana (Andrzej Wajda, 1975), una obra desigual y fracasada en muchos aspectos, ilustra bien los límites de este enfoque: mientras que el fervor que inspira la causa patriótica -profundamente interclasista, según la óptica del cineasta- da lugar a un análisis lúcido y coherente, la segunda lectura del film, un análisis del crecimiento capitalista al amparo de la revolución industrial con la consiguiente explotación (pequeños campesinos arruinados y desplazados a las fábricas), no alcanza en cambio cotas de claridad y significación salvo en lo que se refiere a la pervivencia y el desarrollo de la causa nacionalista.

Ziemia obiecana (Andrzej Wajda, 1975)

Wajda ha conjugado el estilo barroco procedente del expresionismo, común a tantos directores europeos, con las novedades de planificación, rodaje y montaje impuestas en la Europa de posguerra. El cineasta llegó incluso a colaborar con la nouvelle vague en un episodio de la película colectiva L’amour à vingt ans (Shintarô Ishihara, Marcel Ophüls, Renzo Rossellini, François Truffaut, Andrzej Wajda, 1962), para el que adquirió tics franceses como la ligereza de la cámara, el rodaje en planos largos o la búsqueda de un tempo musical, que dieron como resultado una simbiosis afortunada con su anterior escenografía del claroscuro. Su estilo barroco encontró un buen campo de actuación en esta libertad de movimientos, de manera que sus siguientes películas se fueron haciendo cada vez más fluidas al tiempo que perdían en majestuosidad: Wajda enloquece con la cámara, y a veces se deja llevar por una facilidad que se puede confundir con la chapucería.

Sus travellings recorren así la Polonia del XIX en gestas heroicas o decadentes novelas de gran belleza, como ocurre en Brzenina (Andrzej Wajda, 1970) o Panny z Wilka (Andrzej Wajda, 1979). De vez en cuando, el director polaco también se complace en la hermosura de los mundos perdidos -las mansiones y soirées de Lotna (Andrzej Wajda, 1959), Ziemia obiecana o Pan Tadeusz (Andrzej Wajda, 1999)- y en determinadas ocasiones su cámara trata de ser invisible y penetrar en el espíritu de los campesinos, como en la enloquecedora fiesta de la excepcional Wesele (Andrzej Wajda, 1972). Intermitentemente, Wajda siente a veces un ramalazo intelectual y trata de hablar de la contemporaneidad desde niveles distintos del resto de su obra, tanto en lo político como en lo estilístico, y es entonces cuando surgen fiascos tan ajenos a su mundo como Polowanie na muchty (Andrzej Wajda, 1969), Smuga cienia (Andrzej Wajda, 1976), Danton (Andrzej Wajda, 1982) o Les possedés (Andrzej Wajda, 1988) (1). Tras estas fugas, el cineasta vuelve sus ojos a los tiempos del nacimiento de las azucareras y se sumerge otra vez, de la mano de una juventud eterna casi siempre protagonista, y desde unos colores tan patéticos como imposibles, en el recuerdo de una época de su país (el lírico caballo blanco llamado Polonia) llena de dolor y esperanza. Estos nuevos capítulos jamás se cierran, sino que se suspenden en el aire, en alguna atmósfera brumosa que cubrirá, bajo un interrogante histórico nunca despejado, a sus tiernos muchachos. De estos episodios, su creador dirá que no sólo son verdad los acontecimientos en los que se ven envueltos los protagonistas, sino también sus propios sueños.

Pasado y Presente

Los grandes frescos históricos y las elegías del pasado darán paso a la rabiosa crónica del presente en los años inmediatamente anteriores y posteriores a la fundación de Solidarność. Wajda, siendo consecuente consigo mismo, se convierte en el cronista oficioso del sindicato católico y anticomunista que lideró Lech Walesa durante los años ochenta, afirmando de nuevo y de manera tajante su nacionalismo con una serie de películas urgentes que proporcionan una imagen no precisamente cordial de la Polonia socialista. Gracias a ellas su fama llegó a lo más alto, hasta el punto de que Czlowiek z zelaza (Andrzej Wajda, 1981) ganó la Palma de Oro en Cannes y fue nominada al óscar a la mejor película en lengua extranjera, la tercera nominación de las cuatro que este cineasta ha recibido hasta la fecha. Sería injusto no reconocer que obras como Czlowiek z marmaru (Andrzej Wajda, 1977), Biez zniezculenia (Andrzej Wajda, 1978) o Dyrigent (Andrzej Wajda, 1980) son tan fundamentales, y tan radicalmente opuestas, como la mismísima Popiól i diament, aunque las habite un histerismo molesto que se sitúa en las antípodas del esplendor visual de su obra cumbre.

Katyn (Andrzej Wajda, 2007)

Finalmente, el declive, la vejez y la estética televisiva amenazaron con desterrar a Wajda de la memoria cinéfila, pero el éxito de Katyn (Andrzej Wajda, 2007) lo rescató del olvido a los ochenta años de edad. Sus veinte minutos finales mostraban con escalofriante realismo cómo 22.000 oficiales polacos fueron ejecutados por el ejército soviético en 1940, cuando el eje Berlín-Moscú-Tokyo todavía estaba vigente. Esa sucesión de disparos en la nuca constituyen una larga y extraordinaria secuencia destinada a fijarse para siempre en las emociones y las retinas de los pobladores de la actual Polonia, y no sólo en ellos: yo mismo confieso haber salido del cine absolutamente conmocionado.

No obstante, a pesar de ese final estremecedor, Katyn no dejaba de ser, por desgracia, una película acartonada en el resto de su metraje. Quizás por eso sorprenda que Wajda volviese en Tatarak (Andrzej Wajda, 2009) al viejo tema de Wszystko na sprzedaz (Andrzej Wajda, 1969), una película en la que homenajeaba a Zbgniew Cybulski, el magnífico protagonista de Popiól i diament, fallecido prematuramente dos años antes en un accidente ferroviario. Tatarak está compuesta por dos episodios que se complementan: en uno vemos al propio Wajda y su equipo filmando un tema de 1950, y en el otro a su actriz fetiche, Krystyna Janda, recitando un monólogo sobre su marido ya fallecido. Esta penúltima película funciona mejor que Wszystko na sprzedaz, pero aún así no ha llegado a estrenarse comercialmente en las pantallas españolas (aunque si en las filmotecas). ¿Y ahora, qué más nos puede ofrecer Andrzej Wajda a sus actuales 87 años? Pues un biopic del líder de Solidarność, Walesa (Andrzej Wajda, 2013), una empresa que quizás, aventurando juicios futuros, pueda resultar algo fuera de tiempo y lugar.

(1) Smuga cienia y Les possedés se basan en las respectivas y extraordinarias novelas de Joseph Conrad (que era también polaco, aunque escribiese en inglés) y Fíodor Dostoievski.

Entradas relacionadas:


GEORGES FRANJU: LA CABEZA CONTRA UNA PARED… INFRANQUEABLE.- LUIS BETRAN
SATYAJIT RAY. EL RAY GRANDE.- LUIS BETRAN

Avatar de Usuario
professor keller
 
Mensajes: 4559
Registrado: 03 Oct 2012, 10:07
Agradecido : 222 veces
Agradecimiento recibido: 1469 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por professor keller » 20 Ago 2013, 20:07

Lamentablemente no hay manera de probar fehacientemente la autenticidad o autoría de un texto publicado en internet, a menos que se tenga una licencia sobre él. Da lo mismo que hablemos de artículos publicados en blogs o webs, o del contenido de e-mails personales: no existe manera de probar su autenticidad porque ni siquiera los registros de actividad de los servidores son probatorios a nivel legal.

Creo que si estamos aquí ante un fuego cruzado de acusaciones de plagio por un lado y de conspiración por el otro, la administración tiene que tomar una medida que impida el sangrado. A mi modesto entender esa medida podría resumirse en tres puntos:

1) Incluir en cada artículo sospechado de plagio un enlace a la supuesta fuente original, indicando que la autoría de ese artículo fue reclamada, pero que al no existir una licencia el foro no va a erigirse en juez de cuestiones imposibles de probar.

2) Exigir de ahora en más que los artículos y ensayos que se publiquen tengan un licencia, por ejemplo, en Creative Commons.

3) Eliminar del foro todos los artículos cuya autoría pueda ser probada, es decir, que exista un registro legal de los mismos, o bien una licencia Creative Commons o similar.

Creo que esto zanjaría las diferencias y evitaría todo este sangrado. Yo puedo entender la indignación de quien se siente plagiado, pero me parece poco serio pedirle a una web que asuma el rol de certificar la autoría de un artículo publicado en internet sin licencia. La administración de una web no es un tribunal de justicia. Si las personas están preocupados por sus autorías, deberían obtener licencias de lo que escriben, de lo contrario esto más que una discusión de usuarios en un foro se parece a un montón de niños en un parvulario reclamándole justicia a su maestra.
La pluma en el ojo
Proyecto colectivo de ideas cinéfilas

Shadow10
 

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por Shadow10 » 20 Ago 2013, 20:19

LuisB escribió:En A Quarta Parede


ANDRZEJ WAJDA. LA GRAN POLONESA

Por Luis Betran Publicado o 24/05/2013 · 1 Comentario
Publicado hace más de tres años aquí

http://vergerus-vogler.blogspot.com.es/ ... katyn.html

¿Y?


Saludos.

Jesús Cortés
 
Mensajes: 176
Registrado: 24 Oct 2012, 13:21
Ubicación: Sevilla
Agradecimiento recibido: 49 veces
Contactar:

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por Jesús Cortés » 20 Ago 2013, 20:19

En abril mandé un mp a Luis para advertirle que un texto suyo ("Arqueología visual del territorio") venía firmado en esa revista gallega por un tal Iván Villarmea, creyendo que había olvidado citar el dato. Me contestó y me pareció plausible, que en esa web firmaban artículos suyos (no era el primer caso, me dijo) con una permisividad un poco alegre y que les tiraría de las orejas a los colegas.
Aporto este dato sin ánimo alguno de defenderlo. No me suelen gustar, como cualquiera que ha leído esto debe saber, ni sus textos (ni en su caso, buena ironía, los de los plagiados, ni comulgo con él en casi nada, pero supongo es útil ahora sacar el asunto.
Recibo mensajes en mi blog para que amplifique el tema y eso me parece ruín.
Quiero suponer que la verdad andará en un término medio, como casi siempre.
Porque conozco a Roberto Amaba, si es también parte del "caso" como alguien apuntaba, desde hace 15 años y no copiaría a nadie por pereza crónica.
Y una banda de hackers no se va a interesar por el pc de un tipo de Zaragoza que escribe sobre cine pudiendo saquear a un yuppie ciego de polvo de estrellas.

Avatar de Usuario
KinoGlaz (Cine-Ojo)
 
Mensajes: 74
Registrado: 18 Nov 2012, 15:17
Ubicación: Seria.
Agradecido : 9 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por KinoGlaz (Cine-Ojo) » 20 Ago 2013, 20:25

Tengo la impresión de que se nos estuvo tomando el pelo a todos hace tiempo... Pido a los responsables del foro que aclaren cuanto antes si hubo plagio o calumnia, para que este asunto quede resuelto a la mayor brevedad en lo que al foro respecta.
Espero que a nadie de los responsables de la investigación le tiemble la mano para decir la verdad, fuere la que fuere, y no se adentren en especulaciones que no conducen a nada más que a la confusión, de la que saldría perdiendo el foro. Esto no es un Tribunal de Justicia, es un foro, con lo cual, no se tiene que cometer el error de aspirar a la rigurosidad de un Tribunal de Justicia cuando no se dispone de los medios y elementos que éstos disponen. Si hubo plagio, hubo plagio; si hubo calumnia, hubo calumnia; sin ambigüedades ni mayores historias...
Que este asunto se resuelva de forma satisfactoria en cuanto al foro concierne depende exclusivamente de los responsables del mismo de no andarse con mayores rodeos y no sentirse comprometidos ni influido con ninguna de las partes implicadas. Hacedlo por el bien del foro, que es por el bien de todos...

Saludos.

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 20:39

Estoy de acuerdo contigo Keller y ya se que esto no conduce a nada. Mañana saldrán mis conclusiones definitivas y yo no ensuciaré más el foro. Lo que viene a continuación, y antes, me han solicitado mis amigos que apareciera aqui. Ya se quién es el sr. Alfredo Moreno. Se trata de un hombre joven del que yo casi podría ser su abuelo. Suele presentar una vez al mes un libro y una película basada en el libro en la FNAC de Zaragoza. A mi nunca me ha sido presentado, pero, curiosamente, según facebook tenemos amigos comunes. Sobre fechas etc. apuntar en Google Luis Betrán y Alfredo Moreno, es interesante. La filtración "anónima" surgió de un compañero al que será imposible identificar. Vease em Google "Antes que el diablo sepa que has muerto". Sea cual sea la resolución del "juicio" a mi no me afectará en absoluto. Ni me marcharé de cf.cl y seguiré publicando Ensayos. No hacerlo será dar la razón a los fiscales. A Chuschao le debo una disculpa. El no echó del foro al sr. Mabuse, simplemente le amonestó. Y creo que aquí - o en el difunto c.cl - no recuerdo, se anotó que lo que escrito está escrito queda. Ya me ocuparé yo de responder, en tanto que "presunto culpable" de todas acusaciones vertidas contra mí en tanto que "plagiador". En lo que se refiere al estilo de escritura no creo sea de gran utilidad. La mía ha variado mucho, como es lógico, desde 1964 a 2013. Además no siempre tuvo una señas de identidad marcadas. Según se tratase de un director, de una película, de un petardo, o de un ensayo más ambicioso solía, y suelo, hacerlo de distinta manera.

Los Ensayos más largos que yo he publicado en este foro creo recordar que son los dedicados Ingmar Bergman, Luchino Visconti, el melodrama clásico americano o la revista Film Ideal. Desafío a todos, a ver si los hallan en algún otro sitio. He pasado, y paso, pruebas muchísimo más duras como para darle importancia a esta, para mi, trivialiadad. La vida no imita al cine. Con todos mis respetos para sir Alfred Hitchcock al que este hilo recuerda más que a Kafka.

EL OJO DEL DIABLO EN EL CINE
Luis Betrán, el explorador de las entrañas del celuloide
1. La muerte física de Ingmar Bergman
2. Michelangelo Antonioni: La soledad del poeta

CINEGOZA/LA INCINERADORA

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: DIGNIDAD Y DESPEDIDA

Mensaje por LuisB » 20 Ago 2013, 20:50

Jesús Cortés escribió:En abril mandé un mp a Luis para advertirle que un texto suyo ("Arqueología visual del territorio") venía firmado en esa revista gallega por un tal Iván Villarmea, creyendo que había olvidado citar el dato. Me contestó y me pareció plausible, que en esa web firmaban artículos suyos (no era el primer caso, me dijo) con una permisividad un poco alegre y que les tiraría de las orejas a los colegas.
Aporto este dato sin ánimo alguno de defenderlo. No me suelen gustar, como cualquiera que ha leído esto debe saber, ni sus textos (ni en su caso, buena ironía, los de los plagiados, ni comulgo con él en casi nada, pero supongo es útil ahora sacar el asunto.
Recibo mensajes en mi blog para que amplifique el tema y eso me parece ruín.
Quiero suponer que la verdad andará en un término medio, como casi siempre.
Porque conozco a Roberto Amaba, si es también parte del "caso" como alguien apuntaba, desde hace 15 años y no copiaría a nadie por pereza crónica.
Y una banda de hackers no se va a interesar por el pc de un tipo de Zaragoza que escribe sobre cine pudiendo saquear a un yuppie ciego de polvo de estrellas.

Desde luego que no coincidimos en nada. No hables todavía de plagiados. El caso no está cerrado. A mi tampoco me interesa nada de lo que tu escribes. Y si recibes mensajes en tu blog no se de quién serán (es precioso eso de tirar la piedra y esconder la mano) pero desde luego no míos. Y siguen las curiosidades. Usuarios como tu o Mabuse que escribieron en este foro - y en algún sitio estará - que no voverían a aparecer pòr cf.cl, resucitan como Jesucristo para unirse, prietas las filas y firme el ademán, a la legión de inquisidores.

Cerrado

Volver a “Noticias”