Semyon Kotko –Prokofiev (Gergiev, 1999)

Puntuación
Sin
puntuar
Responder
Avatar de Usuario
Feve
 
Mensajes: 1461
Registrado: 13 Sep 2012, 19:46
Ubicación: Dx Dy ³ h/2
Agradecido : 292 veces
Agradecimiento recibido: 284 veces

Semyon Kotko –Prokofiev (Gergiev, 1999)

Mensaje por Feve » 25 Dic 2012, 20:41

Imagen

Viktor Lutsiuk (tenor) - Semyon
Tatiana Pavlovskaya (soprano) - Sofya
Ekaterina Solovieva (soprano) - Lyubka
Lyudmila Filatova (mezzo-soprano) - Semyon's mother
Olga Markova-Mikhailenko (mezzo-soprano) - Khivrya
Olga Savova (mezzo-soprano) - Frosya
Viktor Zhivopistev (tenor) - Tsaryov
Yuri Laptev (baritone) - Von Wierhof
Gennady Bezzubenkov (bass) - Tkachenko
Kirov Opera Chorus and Orchestra,
Valery Gergiev (cond.)

Ya sé que nadie lee estas reseñas de discos ni por error, pero aun así, no me resisto a añadir el enlace de esta maravillosa ópera –con ese nombre que suena a actor porno, como dijo alguien- casi desconocida de Prokofiev.


Prokofiev trabajó en ella en los comienzos de la Segunda Guerra Mundial y, en origen, era una producción demandada por el Estudio de ópera de Moscú que había sido dirigido por una figura del prestigio de Meyerhold, sucesor y seguidor del mítico Stanislavski. Meyerhold había tenido una gran influencia en obras anteriores de Prokofiev como El jugador o El amor de las tres naranjas. Sin embargo, a fines de los treinta la prensa oficial le achacaba que sus técnicas, nada realistas, en las que subyace una ironía permanente, estaban casi en el terreno de la herejía contra el socialismo stalinista imperante. La presión aumentó hasta el punto de cerrar el Estudio de ópera de Moscú. La presencia como colibretista de Valentin Katáiev, autor de la novela que servía de punto de partida a la ópera, puso en una situación muy difícil a Meyerhold. Frente a éste, que ridiculizaba el sentimentalismo y las convenciones más corrientes del género, Katáiev era todo lo contrario, un entusiasta del realismo, que apostaba por algo accesible y melodioso.

Prokofiev jugó una baza peligrosa, moviéndose a medio camino de ambos, teniendo en cuenta que el tema revestía graves peligros. Curándose en salud, cuando le preguntaban sobre la elección y desarrollo del tema afirmaba vacilante que “escribir una ópera sobre un tema soviético no es tarea sencilla. Hay que tratar de gente nueva, nuevas emociones, un nuevo modo de vida... Un aria cantada por un presidente de un soviet de aldea podría resultar desconcertante para el oyente, lo mismo que éste entendería mal el recitativo de un comisario que hiciera una llamada telefónica”.

No es de extrañar que fuera el propio compositor quien acabara convirtiendo la novela en libreto en prosa, aunque Katáiev le logró convencer para incluir algunos versos con vistas a un mayor impacto popular. Para el espectador actual, la historia es tan coyuntural con el momento político que, tras el fracaso de la URSS, no deja de suscitar una sonrisa sardónica. Semyon Kotko es un campesino lleno de virtudes convocado para servir en la milicia, primero para las tropas zaristas, después a las órdenes del Gobierno provisional para culminar en el Ejército Rojo. Cuando llega a éste, se muestra entusiasta por los revolucionarios a los que ve como liberadores de los terratenientes. Es bueno con su madre a la vez que está pendiente de proteger a su hermana. Sin embargo, su novia Sofia es hija de un campesino rico, opuesto a los comunistas, lo que generará en Semyon el consiguiente conflicto.

Ambientada en Ucrania, en el desarrollo de la acción se asiste a la invasión germana contra la que luchará el protagonista en la guerrilla. Tomado prisionero, cuando el ejército rojo recupera el poder, libera a Semyon y condenan, de forma moralizante, al padre de su novia. El libreto añade un epílogo por el que vemos a nuestro protagonista como modelo de comportamiento, convertido en un administrador ejemplar de una fábrica de aluminio.

No cabe duda que Prokofiev trató de satisfacer las exigencias del partido, intentando plasmar las aspiraciones del poder. En el estilo hay un guiño al propio Stalin, a quien le encantaba un tipo de ópera que fue conocido como “ópera canción”, un género más próximo a la opereta por lo que abundan las melodías.

Pero tampoco se puede negar que también intentó aunar su experiencia y su estética. De alguna manera, como ya se había visto en otras óperas, parece trabajar bajo el prisma cinematográfico, dividiendo la obra en una cincuentena de episodios, algunos muy breves, donde el peso de Meyerhold era evidente.

Para el escritor David Nice, Semyon Kotko contiene algunos de los momentos mejores de Prokofiev, “pese a que las audiencias contemporáneas miren sus últimos actos con cierta distancia”. Nice comprende a aquellos públicos que lleguen a sentirse ofendidos por las implicaciones que la obra conlleva sobre todo una vez conocidas las masacres stalinistas. De ahí que resulte mejor plantearla como si fuera una historia más o menos atemporal que permite percibir la habilidad y la magia de su autor. El propio Gergiev no dudaba en señalar a este suplemento que “el bloque Stravinski-Shostakovich-Prokofiev conforma una de las tríadas más representativas, si no la más, de la música del siglo XX y han sido el motor de la realidad actual." Pasión por los rusos

eD2K link Prokofiev - Semyon Kotko - Gergiev (flac).rar [692.39 Mb] 

Avatar de Usuario
gatatitania
 
Mensajes: 3767
Registrado: 16 Oct 2012, 18:27
Ubicación: Gatatitania es un gato hambriento, superviviente del planeta gatatitania...
Agradecido : 2022 veces
Agradecimiento recibido: 871 veces

Re: Semyon Kotko –Prokofiev (Gergiev, 1999)

Mensaje por gatatitania » 26 Dic 2012, 01:50

¡Pinchada! ¡Gracias, feve! :) :) :)

Responder

Volver a “Ópera [AUD]”