MARIA CALLAS

Puntuación
Sin
puntuar

LA DIVINA

Responder
Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

MARIA CALLAS

Mensaje por LuisB » 21 Oct 2012, 14:31

GRANDES VOCES DE LA OPERA.-

1) MARIA CALLAS.

El día 17 de septiembre de 1.977 fallecía, en su lujoso apartamento de Paris, la “prima donna assoluta” de la ópera del siglo XX. “Callas forever”, para siempre - como el título de la reciente y fallida película del otras veces estimable cineasta y director teatral Franco Zeffirelli, alguien que concibió escenografías barrocas (“Tosca”, sobre todo) para la más perdurable de las sopranos.

Porque en plena era de la mercadotecnia, de las voces inmaculadas e inertes, de la publicidad desmedida, Callas vende más discos que, por ejemplo, los tres tenores S.L., juntos y por separado. Quede claro, no obstante, que esto tiene el mismo interés que sus amoríos con Onassis, sus peleas con sopranos envidiosas o con teatros ayunos de profesionalidad, sus caprichos y sus cóleras de diva sin mesura; es decir, ninguno.

Hubo antes, durante y despues de Callas, voces que emitieron y emiten más bellos sonidos. No es necesario citar nombres, están en el consciente y en el inconsciente del colectivo de los amantes de la lírica. Pero no existió cantante alguna que mejor interpretase el hecho operístico. Drama cantado, no se olvide. O comedia cantada y recitada, que las hubo sobresalientes e hicieron inmortal a Rossini, por ejemplo. Antes de Callas, habitó, en las década de los veinte y los treinta del pasado siglo, la inconmensurable Rosa Ponselle que, al revés del sortilegio de los ruiseñores de la época – Nellie Melba, Luisa Tetrazzini, Amelita Galli-Curci, Mercedes Capsir y un largo etcetera – prendió la antorcha, cien años apagada, de María Malibrán o Giuditta Pasta: cantantes-actrices que crearon el tipo de soprano dramática de agilidad, mezzosopranos quizá, que forzaron su instrumento para alcanzar el latido trágico que buscaban. El que demandaban Rossini, Bellini, Donizetti y demás belcantistas.

María Callas, que siempre reconoció su deuda con Ponselle, (aunque no con Luchino Visconti, el exquisito aristócrata de izquierdas, inmenso cineasta y director escénico, que fue quién encauzó debidamente su genio dramático, en montajes que asombraron en la Scala milanesa – “La Vestale”, “La sonámbula”, “Ana Bolena”, “La traviata” -, y que dieron la vuelta el mundo), cimentó su revolución, aún a costa de perder la voz prematuramente, devolviendo a mujeres enérgicas, desdichadas, ingenuas, picaronas o inermes, un aliento trágico – o cómico – perdido años ha en pirotécnicos gorgoritos que habían impuesto la gimnasia sobre la magnesia, la vocal se entiende. Y otra vez la ópera ya no volvería a ser lo que fue. Norma, Tosca, Violetta, Medea, Amina, Lucía, Ana Bolena, Leonoras (tanto la de “El trovador” como la de “La fuerza del destino”), Rosina (la de “El barbero de Sevilla”) recuperaron y, probablemente con creces, su auténtica dimensión humana,. sin la cual un cuerpo, un rostro y una voz, por bella que sea, sobre un escenario son cosa incompleta en una ópera aún cuando la seducción vocal se muestre irresistible.

Muchos años desde que abandonó los escenarios. 35 aniversario de su fallecimiento. Y el hambre, la pasión , el deseo de otra María Callas nos sacude violentamente cuando escuchamos a cantantes tan musicalmente correctas como las del recién inaugurado milenio. Y el mito crece, se expande y ni se desvanece ni se disolverá jamás. Porque si la ópera es - y asi se quiso que fuera desde Monteverdi a Alban Berg - teatro cantado, el reinado de María Callas se eleva definitivamente a lo eterno, a lo inefable. Y el estremecimiento de lo magistralmente interpretado nos hará llorar de añoranza y de emoción renovada cada vez que veamos un viejo video o DVD de María Callas, cada vez que escuchemos sus grabaciones, remasterizadas o no. Es el privilegio de la genialidad. Y en eso nadie alcanzó a esta imponente artista, americana de nacimiento, pero griega de origen y de aspecto, hecha para cantar y para interpretar. Y, encima, sin serlo, resultar la más bella en un escenario. Callas fue, es y será la ópera italiana por excelencia. El melodrama que crearon y soñaron Bellini, Donizetti, Verdi o Puccini y que ella elevó a las olímpicas cimas de la eterna tragedia helénica.


LuisB

Avatar de Usuario
Feve
 
Mensajes: 1462
Registrado: 13 Sep 2012, 19:46
Ubicación: Dx Dy ³ h/2
Agradecido : 292 veces
Agradecimiento recibido: 291 veces

Re: MARIA CALLAS

Mensaje por Feve » 21 Oct 2012, 15:46

Permíteme añadir la posibilidad de ver a La Divina, llena de furia y pasión, en ese momento mágico que nadie ha interpretado como ella, en el que, tras el instante de angustiosa duda agarra el cuchillo y... "questo è il bacio di Tosca".

Aunque no exista una filmación completa, aquí está en el año 1958, en la Opera de París y en la que fue su última aparcición en el escenario, esta vez del Covent Garden en 1964. En ambas compartiendo escenario con el gran Tito Gobbi.

eD2K link Puccini-Tosca-Act 2 of 3, Callas-At Cover Garden (1964-Gobbi)(byMarcel)[Divx-Lirica].avi [396.41 Mb] 

eD2K link Maria_Callas_In_Concert_Paris_1958.avi [701.47 Mb] 

Avatar de Usuario
LuisB
 
Mensajes: 1104
Registrado: 03 Oct 2012, 13:58
Ubicación: Zaragoza
Agradecimiento recibido: 3 veces

Re: MARIA CALLAS

Mensaje por LuisB » 22 Oct 2012, 12:34

:aplauso:

Gracias Feve por traer esas joyas que, por supuesto, las tengo pero yo no las se postear aunque colabore en la descarga. El acto II de "Tosca" en el Covent Garden (1964) supuso algo así como el canto de cisne de la Divina. Si bien ni ella ni Gobbi se hallaban en buenas condiciones vocales, la lección dramática que ambos imparten deviene insuperable. Nadie como Callas ha rematado este acto con el "parlato" "davanti lui tremava tutta Roma".

Responder

Volver a “Ópera”