Paul Newman

El efecto de sus ojos azules tras la cámara

Moderador: loperena

Responder
Avatar de Usuario
mifune
 
Mensajes: 6684
Registrado: 02 Oct 2012, 20:48
Ubicación: Welcome to the Jungle
Agradecido : 9926 veces
Agradecimiento recibido: 9289 veces

Estados Unidos Paul Newman

Mensaje por mifune » 05 Sep 2013, 01:38

Paul Newman (1925-2008)

Imagen

Imagen

BIOGRAFÍA


Paul Leonard Newman, conocido artísticamente como Paul Newman (Shaker Heights, Estados Unidos, 26 de enero de 1925 – Westport, Estados Unidos, 26 de septiembre de 2008. Fue hijo de emigrantes húngaros y polacos. Cursa sus estudios elementales en la "Malvern School" y en la "Shaker Heights High School". En 1942 ingresa en el Kenyon College universitario y al año siguiente se alista en la Armada de los Estados Unidos. Cumplió el servicio militar entre 1943 y 1945, en las bases de Okinawa y Guam. Tras servir en la Armada de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, volvió a Kenyon, donde se graduó en Ciencias Económicas y formó parte del equipo de fútbol americano. Estudió posteriormente artes escénicas en Yale con una beca del ejército y el método Stanislavski en el actor's studio, como oyente, durante una década.

Tras varios papeles de extra, figurante esporádico y secundario con poco papel en varias series de la televisión norteamericana (Suspense en 1949, The Web en 1952), prueba suerte en el cine. Su primera película fue The Silver Chalice (El cáliz de plata 1954), de Víctor Saville, cinta bíblica de lujosa producción y regulares resultados a nivel de crítica y público en su estreno, donde compartía cartel con Pier Angeli y Virginia Mayo. Fue descrita por el propio Newman como «la peor película de la década».

Su primer éxito como actor le llegó dos años después con un film de enorme repercusión a nivel internacional: Marcado por el odio (1956), de Robert Wise, en el que encarnó al boxeador Rocky Graziano y brillaba con una interpretación bastante notable. Newman protagoniza cuatro films importantes que se estrenan en 1958: La gata sobre el tejado de zinc, de Richard Brooks, adaptación de la espléndida obra teatral de Tennessee Williams y que pone al actor en el "mapa" de la industria cinematográfica estadounidense por su impecable encarnación del atormentado hijo de un rico empresario enfermo. El zurdo, (de Arthur Penn), revisión desmitificadora del legendario Billy the Kid que sólo triunfó en Europa, pero que es considerada película de culto; El largo y cálido verano, drama sureño basado en El Villorrio, de William Faulkner, donde Newman trabaja por primera vez con Martin Ritt -uno de sus directores favoritos y cómplice de buena parte de su carrera profesional- y con la bella Joanne Woodward (Su futura esposa), y por último Un marido rico, (de Leo McCarey, comedia fresca y agradable pero no muy redonda, no especialmente recordada hoy, a no ser por la presencia de una exuberante Joan Collins). En 1959 estrena La ciudad frente a mí, de Vincent Sherman, basada en la novela The Philadelphian de Richard P. Powell. Al año siguiente vuelve a trabajar con Joanne Woodward en un melodrama de relieve aunque mediano éxito comercial (Desde la terraza, de Mark Robson, en el que ambos coinciden con Myrna Loy y Peter Lawford). No obstante, vuelve a dar en la diana cuando entra en el reparto de una de las superproducciones más costosas y famosas de la historia: la adaptación del best seller de Leon Uris Éxodo (1960), que produce y dirige el célebre cineasta Otto Preminger.

Aunque la década de lo 60 había dado comienzo con algún traspié comercial (El buscavidas,1961, fue incomprendida en su época), todo empezó a cambiar en 1962, año en que el actor a partir de Dulce pájaro de juventud, empezó a encadenar un éxito tras otro (Hud, el más salvaje entre mil, 1963. Harper investigador privado, 1966. La leyenda del indomable, 1967). En 1968, a los 43 años de edad, Paul Newman estaba en la cresta de la ola, era el momento ideal para que Newman, que ocupaba un posición de poder dentro de la industria, pidiera lo que quisiera. Y lo que pidió fue dirigir. Ponerse detrás de la cámara y hacer una película que además permitiera lucirse a su mujer: Joanne Woodward.

Pese a su condición de estrella, Paul Newman tuvo que rogar más de lo previsto a Warner Brothers para que le financiara Raquel Raquel, la película con la que se inició su carrera como director. El estudio finalmente le facilitó los 700.000 $ que necesitaba para rodarla, pero a cambio les obligó a él y a su esposa a prolongar sus contratos bajo unas condiciones económicas menos ventajosas. Newman no lo dudó, la recompensa valía la pena: hacer una película en la que participaría toda la familia (también interviene su hija Nell Potts) y que además se rodaría cerca de casa, en Connecticut, el estado en que la pareja había decidido establecerse en 1961 para huir del bullicio de Hollywood.

El filme es una adaptación de la novela A Jest of God, de la canadiense Margaret Laurence, un libro que al matrimonio le agradaba especialmente y que el guionista Stewart Stern, el impulsor inicial del proyecto, había convertido en un texto cinematográfico. Newman, deseoso de alejarse de historias más comerciales, siempre le entusiasmó la idea de debutar en el cine con un drama intimista. “Quería probar a Hollywood que se pueden hacer películas sobre gente sencilla, sin violencia y sin indios arrancando cabelleras”, declaró antes de su estreno a la revista LIFE. Paul Newman, un debutante muy prudente, rehuyó todo efectismo en su puesta de largo como director y se centró sobre todo en aquello que él más dominaba: la dirección de actores. Su experiencia como intérprete, su obvia química con su protagonista femenina y del talento de Joanne Woodward, dotaron al personaje de Rachel Cameron, una mujer llena de complejos que despierta a la vida en la treintena, de una verosimilitud y una profundidad que le valieron a Woodward la nominación al Oscar. El filme, todo un éxito, también fue nominado a Mejor Película, Mejor Guión Adaptado y Mejor Actriz Secundaria (por la interpretación de Estelle Parsons, que desempañaba un, para la época, muy transgresor papel de lesbiana).

Para su segunda película como director y productor “Casta invencible” 1971, se rodeó de un magnífico elenco de actores encabezado por Henry Fonda. Como muchas de sus interpretaciones, se encuadra dentro de la corriente contestataria desarrollada en todo el mundo, en esos años. La película es uno de esos filmes que resultan tan completos y complejos, al ser analizados desde sus numerosos puntos de vistar. El guión, ensamblado perfectamente, recoge la vida durísima de los madereros en las inhóspitas montañas de Oregón. De una forma descriptiva, nos logra introducir en ese mundo, donde el hombre trata de domesticar la salvaje naturaleza. Desde una perspectiva ecológica, el filme muestra en sus imágenes, el ataque industrializado al bosque; y de una forma premonitoria, el contraste entre las zonas ya totalmente devastadas, con la riqueza de otras, donde el ser humano, con su maquinaria, todavía no han llegado. La desigual pugna, conducirá a las inevitables catástrofes: para unos y para otros.

El aspecto social, lo encara Paul Newman, situando la acción en medio de una huelga promovida por los poderosos sindicatos, y que algunos madereros, independientes y orgullosos, se niegan a secundar, tachándola de manipulación a su libertad. Sin tomar explícito partido hacia una u otra postura, Newman, sí deja claro, el desastre final al que conduce la falta de dialogo, la intolerancia y el fanatismo. Descendiendo a la conducta de los personajes, la película denuncia una “américa” que ampara a unos individuos salvajemente primitivos, incultos y misóginos. Unos “americanos” cuyo extraño sentido del honor anteponen, incluso, a la vida. Una película dura, lejos de las felices fantasías de Hollywood o del ambiente bohemio y artístico del Nueva York de guía turística.

Para su tercera película, 1972, optó por la adaptación de una obra de teatro premiada con el Pulitzer y escrita por Paul Zindal de precioso y extravagante título: El Efecto de los Rayos Gamma sobre Las Margaritas. "Mi mujer y yo –dice Paul Newman– vimos la obra en el teatro y nos gustó tanto que decidimos comprar los derechos. Como director, busco aquellas obras que puedan contribuir a elevar los sentimientos humanos". Beatrice (Joanne Woodward) abonada al pesimismo desde el abandono de su marido, vive casi sin dinero, al cargo de dos hijas, epiléptica la primera e inteligente, pero excesivamente introvertida, la segunda. Este triángulo emocional es expuesto una manera progresiva por un Newman muy académico en el encuadre pero perfectamente ordenado en el desarrollo narrativo y atento con su cámara para captar la explosión sentimental que está rodando.

Esto que en ocasiones deviene en la mirada arrobada de muchos directores a una madre coraje, Paul Newman, en un ejercicio de coherencia con su carrera como actor, lo convierte en un desalentador retrato de la perdición, sin ambages, desprovisto del más mínimo recoveco por el que la luz de la esperanza pueda asomarse. Por lo menos en lo concerniente a su principal protagonista. El vocabulario soez, la suciedad de una casa vieja y desordenada, la fealdad formal y el desarraigo emocional de sus hijas abundan en ello. No es fácil aguantar el envite de un papel así. Joanne Woodward, siempre actriz principal en las películas de su marido, lo hace y encarna a este personaje al borde de la locura, patético hasta decir basta y resentido con un mundo que le condena a una vida perra.

Su actuación, premiada en Cannes en 1973, es un fantástico caleidoscopio de registros entremezclados a lo largo de la película –o en una misma toma- con la (in)coherencia del desequilibrio emocional de su personaje, capaz de mostrarse maternal con su hija mayor mientras se muestra iracunda y despectiva con la pequeña. Dentro del buen tono de la película, con algún altibajo, pero en general interesante en todo momento, cabe destacar la última media hora de un excelente guión que concluye con la secuencia de la feria científica. Como en el experimento que desarrolla el título, alguna esperanza llega en la culminación de este retrato descarnado proveniente de un director, que como actor dejó muchos perdedores para el recuerdo. En las cloacas de nuestra sociedad a veces también es capaz de florecer la belleza.

The shadow box (1980) es la cuarta película de Paul Newman, tras ocho años sin dirigir. Shadow box es una caja de cristal en la que se guardan objetos para protegerlos de la luz, del mundo exterior. Suelen ser cajas enmarcadas. Suelen contener objetos personales, fotos, cosas que resumen una vida. También shadow box o shadow boxing significa boxear sin contrincante, boxear contra el aire, de algún modo. La película realizada para televisión (otra caja de sombras) pasó prácticamente desapercibida. Quizás la película más sencilla, más directa, de todas las que hizo. Como si los cineastas, cuando trabajan para la tele, estuvieran más preocupados por la claridad de lo que están contando, como si fueran más al grano, por decirlo de algún modo y aprovecharan las limitaciones del medio.

La película empieza con un plano desenfocado, borroso, mientras se escucha el tictac de un reloj y unas voces. “¿Cómo funciona?”, “¿Y pueden verme?”, “¿Es como la tele, entonces?” El dispositivo es el siguiente: unos pacientes terminales se expresan ante una cámara. Alguien a quien nunca veremos, hace preguntas. Las imágenes son vistas por el personal del centro, enfermeros, médicos, estudiantes (de quienes sí veremos algunos contraplanos), por nosotros, en definitiva, espectadores de televisión. En la película no solamente hay monólogos directos a cámara, hay, antes que nada, situaciones. Tres personajes y su entorno familiar. Suficiente para que Newman vuelva a mostar su maestría en la dirección de actores, con una puesta en escena sencilla que acompañe la acción, en lugar de taparla.

"Harry e hijo (Harry and Son) –decía Paul Newman en 1983– es una cinta homenaje a mi hijo Scott. Sé perfectamente que estrenarla dentro de dos semanas no es bueno, ya que toda la audiencia está más pendiente de las cintas que optan a las candidaturas de la Academia de Hollywood para el Oscar. Pero yo vivo desde hace mucho al margen de estas y otras cosas y, más en concreto, en lo que al mundo del cine se refiere". El dolor por la muerte de un hijo puede convertirse en impulso creativo. Así lo cree Newman, que busca el consuelo volviendo a vivir el tiempo perdido a través del celuloide. A veces, el afecto de un padre por su hijo encuentra los cauces más inesperados para su expresión. La relación de Newman con su hijo tuvo un final trágico y ese fracaso es el que conduce al actor a dirigir un film que tienda un puente entre su generación y la de Scott: una película que le ayude a entender los motivos de su pérdida y a restañar las heridas entregándose a la nueva creación.

La cinta refiere un conflicto entre un padre y un hijo, y lo hace con sobriedad, pero también con extraordinaria sensibilidad, lo que demuestra que Newman ha logrado superar el excesivo academicismo de sus primeros trabajos como director. La crítica conviene en considerar que se trata de una obra de madurez en el plano interpretativo y en el cinematográfico. Newman realiza una magnífica actuación y, como ya se ha apuntado, narra con solvencia la historia y logra emocionar al espectador sin la colaboración de fáciles efectismos.

Para su última película, 1987, realiza una versión de El zoo de cristal, de Tennessee Williams, escrupulosamente fiel a la obra teatral, no es una obra excepcional, pero sí de esas que dejan alguna huella duradera, debido principalmente a su transparencia, pues se trata de una fiel, humilde y convincente filmación de una de las cumbres del teatro de este siglo. Las interpretaciones son espléndidas, como en todas las películas de Newman, pero el conjunto en ocasiones carece del ritmo necesario y de un lenguaje cinematográfico propiamente dicho, con una composición algo estática que lllega a perjudicar por momentos a la película.

En muchos aspectos es u fascinante retrato de esta familia sureña: una madre, que hace años fué abandonada por su marido y que vive con sus hijos ahora ya adultos que se han convertido en el único eje de su existencia. Esa madre se nos presenta dominante, asfixiante, obsesionada por el bien de sus hijos hasta el punto de mermar su independencia e individualidad, anclada en sus recuerdos, guiada por las convicciones de la época, atada de pies y manos a una moral puritana y conservadora.

De la escasa, pero interesantísima, obra de Newman como director, destaca su dirección de actores, con una puesta en escena sencilla al servicio de la historia, apoyadas en sólidos guiones. Con un tema recurrente, la familia y la dependencia paterno/materno filial y como esta afecta a las relaciones con los demás individuos de la sociedad, que marcará toda su obra.



Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_Newman
http://www.canaltcm.com/2013/03/13/raqu ... -director/
http://angellapresta.wordpress.com/2001 ... nvencible/
http://www.vadecine.es/vadecine2/crcas- ... margaritas
http://www.thecult.es/Cine-clasico/el-e ... -1972.html
http://eldiabloquizas.blogspot.com.es/2 ... -1980.html
http://www.thecult.es/Cine-clasico/harr ... -1983.html
http://elpais.com/diario/1987/05/13/cul ... 50215.html
http://www.fotogramas.es/Peliculas/El-zoo-de-cristal
http://historias-troyanas.blogia.com/20 ... ristal.php

Documentales
Documental publicado por juannavarrete
Documental en youtube
Biografía publicada por juannavarrete[/align]
"Una vez superada la barrera de los subtítulos, descubrirán películas maravillosas” Bong Joon-Ho

Avatar de Usuario
Feve
 
Mensajes: 1462
Registrado: 13 Sep 2012, 19:46
Ubicación: Dx Dy ³ h/2
Agradecido : 292 veces
Agradecimiento recibido: 291 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por Feve » 05 Sep 2013, 13:07

Genial, mifune :hi:

Avatar de Usuario
Monsieur Lange
 
Mensajes: 4554
Registrado: 13 Sep 2012, 19:39
Ubicación: Cruzando las dunas
Agradecido : 1326 veces
Agradecimiento recibido: 1512 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por Monsieur Lange » 05 Sep 2013, 19:10

¡¡¡Muy buena Mifune!!!
Me encanta el paul neman, que dice mi madre. :drinks:

¡Ah! Si the king of the burros de Rute no se entera de lo que has escrito, pídele a feve que se lo rebuzne (perdón, traduzca).... :up:
"Adaptar no es recalentar la comida"
Alain Resnais

Avatar de Usuario
Lari
 
Mensajes: 891
Registrado: 03 Oct 2012, 18:52
Ubicación: De viaje, siempre de viaje...
Agradecido : 24 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por Lari » 06 Sep 2013, 08:40

Estupendo Mifune :genial:
Monsieur Lange escribió: ¡Ah! Si the king of the burros de Rute no se entera de lo que has escrito, pídele a feve que se lo rebuzne (perdón, traduzca).... :up:

Me parece que te estás ganando una caja de vinho verde adulterado :hmm:

Avatar de Usuario
rt13
 
Mensajes: 200
Registrado: 06 Dic 2012, 16:23
Agradecimiento recibido: 8 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por rt13 » 14 Sep 2013, 21:26

Grande Mifune :hi: :hi: :hi: :hi:

Avatar de Usuario
jcarlos7840
 
Mensajes: 181
Registrado: 25 Nov 2012, 16:14
Agradecido : 31 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por jcarlos7840 » 09 Nov 2013, 18:58

Muchas gracias por los aportazos
Imagen

Avatar de Usuario
rt13
 
Mensajes: 200
Registrado: 06 Dic 2012, 16:23
Agradecimiento recibido: 8 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por rt13 » 20 Oct 2014, 19:01

Mi estimado amigo Mifune muchas gracias por tus aportaciones son verdaderamente unas joyas, y por favor no tendras the shadow box, en español o subtitulada.
saludos y gracias :hi: :hi:

Avatar de Usuario
mifune
 
Mensajes: 6684
Registrado: 02 Oct 2012, 20:48
Ubicación: Welcome to the Jungle
Agradecido : 9926 veces
Agradecimiento recibido: 9289 veces

Re: Paul Newman

Mensaje por mifune » 21 Oct 2014, 00:34

La tengo en VO solamente, en su día alguien en la antigua cine clasico tenia un BETA con el doblaje.
"Una vez superada la barrera de los subtítulos, descubrirán películas maravillosas” Bong Joon-Ho

Responder

Volver a “Filmografías Directores”