Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Puntuación
9/10
1 voto
El maravilloso mundo del cine silente.
Hasta 1936 inclusive (<= 1936)

Moderador: Monsieur Lange

Responder
Avatar de Usuario
gatatitania
 
Mensajes: 4331
Registrado: 16 Oct 2012, 18:27
Ubicación: Gatatitania es un gato hambriento, superviviente del planeta gatatitania...
Agradecido : 2285 veces
Agradecimiento recibido: 1225 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por gatatitania » 19 Jun 2019, 00:31

La vi hace poco y es una delicia. La Wong es un crack :aplauso: :aplauso: :aplauso:

Avatar de Usuario
Prudencio
 
Mensajes: 4123
Registrado: 16 Oct 2012, 18:46
Agradecido : 4528 veces
Agradecimiento recibido: 1555 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por Prudencio » 19 Jun 2019, 01:09

Renovando copia.
Muchas gracias, fifole y Eddie. :hi:

xeneise007
 
Mensajes: 970
Registrado: 08 Ene 2013, 12:19
Ubicación: Reino de Aragón
Agradecido : 1129 veces
Agradecimiento recibido: 313 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por xeneise007 » 19 Jun 2019, 06:33

Gracias Fifole y Eddie, aunque uno no sea un fan del silent, esta peli no debe faltar en una buena videoteca.

Angeluco
 
Mensajes: 1238
Registrado: 25 Nov 2012, 12:41
Agradecido : 1480 veces
Agradecimiento recibido: 504 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por Angeluco » 19 Jun 2019, 08:48

Muchas gracias,Fífole y Eddie.

Bigford
 
Mensajes: 336
Registrado: 20 Abr 2015, 21:06
Agradecimiento recibido: 99 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por Bigford » 19 Jun 2019, 18:12

Después de haber visto la sensacional Variété no me pierdo esta:Gracias

historieta
 
Mensajes: 129
Registrado: 17 Oct 2012, 13:44
Agradecido : 16 veces
Agradecimiento recibido: 85 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) BDRip 576p VOSE

Mensaje por historieta » 19 Jun 2019, 21:33

Eddie Constanti escribió:
18 Jun 2019, 23:15
No es un Blu-Ray, eso te lo puedo afirmar. Acabo de comprobarlo. También he visto que es HD.
Gracias, Eddie. Ojalá en algún momento el BFI lo publique en BLURAY, es una película maravillosa.

Avatar de Usuario
sete
 
Mensajes: 3870
Registrado: 22 Dic 2012, 16:10
Agradecido : 130 veces
Agradecimiento recibido: 1077 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por sete » 26 Jun 2019, 00:23

Gran aporte.
Muchas gracias, Eddie Constanti y fifole.
:hi:
Este mundo está traicionando a la vida.
José Luis Sampedro

Avatar de Usuario
eulsus
 
Mensajes: 1627
Registrado: 08 Abr 2015, 01:14
Ubicación: La Palma
Agradecido : 1922 veces
Agradecimiento recibido: 2183 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por eulsus » 02 Jul 2019, 23:05

EN BUSCA DEL CINE PERDIDO

PICADILLY
Ewald André Dupont (1929)

CUANDO EL CINE VIVÍA LAS primeras muestras del sonoro, interrumpiendo un periodo de extraordinaria madurez para el lenguaje cinematográfico, el alemán Ewald André Dupont se traslada hasta Inglaterra para firmar una de las obras silentes más importantes en dicha cinematografía, como es Picadilly (1929). Dupont concluyó esa inesperada trilogía de intensos dramas románticos, descritos en ambientes del mundo del espectáculo, iniciada en Alemania con Varietés (Varieté, 1935), y prolongada en Francia, con la previa Moulin Rouge (ídem, 1928). Esa mirada iniciada en las variedades londinenses adquiere unas tonalidades menos desgarradas que sus dos precedentes, inclinándose por una mirada dotada de matices más sutiles, quizá en consonancia con la característica flema británica.

Picadilly se inicia de manera muy ingeniosa, insertando sus créditos en los anuncios publicitarios de los tranvías nocturnos del West End. Muy pronto, la cámara se insertará en el interior del club Picadilly, mostrando con ritmo y sofisticación, el mundo frívolo de sus asistentes. En dicho ámbito plasmará el núcleo de conflicto inicial, centrado en las suspicacias que mantendrá el refinado propietario del recinto -Valentine Wilmot (magnífico Jameson Thomas)-, al observar cómo su amante -Mabel Greenfield (Gilda Gray)-, aparece receptiva a los abusivos galanteos que le proporciona su compañero de número de baile -V¡ctor Smiles (Cyril Ritchard)-, atracción de cabecera del carismático club. Dupont acierta al plantear ese trazado de pugna sentimental, centrado en la estrella del espectáculo. Su madurez narrativa se manifiesta en la precisión con la que ofrece ese enfrentamiento, en medio de la deslumbrante actuación de la pareja de baile, sin dejar de ofrecer el contrapunto de la reacción de un público entregado. Es decir, describir un triángulo amoroso, que se cerrará al despedir Val al que considera -en realidad es así- su oponente en el amor por Mabel. Las secuencias que ofrecen la actividad del recinto permitirán la presencia de un juvenil Charles Laughton como molesto comensal, quejándose al observar una mancha en uno de los platos.

La ruptura de dicho triángulo supondrá un interesante quiebro argumental, ya que la decisión del empresario romperá las expectativas del espectador. Pero al mismo tiempo, el incidente con el cliente que representa Laughton posibilitará la búsqueda por parte de Wilmot de los culpables del desaguisado. Ello nos permitirá descubrir el entorno laboral del establecimiento, hasta que llegue al recinto donde efectúan su trabajo los fregadores. El reencuentro con estos -mayoritariamente orientales-, le permitirá contemplar un sucio garito, en cuyo mostrador una joven oriental -Sosho (sensual Anna May Wong)-, se encuentra bailando de manera provocativa. Irritado por su ligereza y falta de profesionalidad, la despedirá, pero al mismo tiempo será el inicio de una fascinación, en la que contribuirá ese extraño y pequeño amuleto en forma de pequeño personaje con figura de personaje oriental, siempre con la cabeza en movimiento, que se insertará de manera discreta, pero inquietante, en la mesa del despacho del empresario. Lo depositará hasta allí la insinuante Sosho, el que para ella siempre será talismán de la suerte, tal y como le entregará su hasta entonces amante y proyector Jim (King Hou Chang), el cual le vaticinará, con no poco pavor, que la entrega de dicho amuleto, le granjeará mal augurio a su destinatario.

Aquello será el inicio de una nueva ocurrencia a Wilmot ¿O a consecuencia de ese siniestro amuleto, que se ha insertado sin saberlo, en su entorno? Tras la mengua de clientes del club, ideará un número oriental, para lo cual citará a la muchacha, que acude vestida de manera andrajosa, quedando cada vez más hechizado por ella. Acudirá incluso al sombrío restaurante chino -descrito mediante travellings frontales consecutivos, que transmiten esa sensación de traspasar una determinada frontera, por parte del protagonista-. Allí intentará rebajar las pretensiones económicas de cara al vestuario que Sosho desea utilizar en su número, aunque Val finalmente recule sobre sus deseos, dominado ante la fascinación producida, y que la propia joven asumirá satisfecha, consciente de su ascendencia, en una inequívoca señal de sumisión por parte de este. El empresario preparará los pormenores, consciente de tener ante sí un seguro éxito, pero también fascinado ante su nueva conquista, mientras que su hasta entonces indispensable Mabel, quedará alejada de sus sentimientos.

Se produce el esperado estreno. Mabel alcanzará el reconocimiento en su nuevo baile pero, en realidad, apenas importa ya. Dupont no mostrará su actuación, más sí la decepción de esta, al ver que en realidad se encuentra relegada en el mundo de su amado. No se equivoca. Sosho describirá su actuación, dominada por una deslumbrante sensualidad, en lo que constituye el auténtico prodigio de Picadilly, y uno de los grandes episodios del cine de Dupont. lnsertada además en el ecuador de la película, destacará por mostrar los diferentes puntos de vista que su espectáculo provoca, sea en el público presente, que estallará finalmente en aplausos, en la fascinación del empresario, que ve en Sosho algo más que un producto de éxito, e incluso en las personas que, hasta ese momento, han rodeado a la muchacha. Su triunfo irrefrenable provocará un síncope en Mabel, y a la nueva estrella le conducirá a una nueva vida. A partir de entonces, Picadilly se insertará en un triángulo sentimental de imposible solución, sin que en él haga su acto de presencia el resentimiento, la tragedia y la redención.

Olvidada en la reseña de cualquier antología del cine silente, nos encontramos ante una obra admirable, en la que el cineasta alemán fue depurando los estilemas de su pasional concepción del drama. Señalaba anteriormente que se inclinará por un mayor grado de elegancia al incurrir en dicho género. Lo hará en una película que, entre sus considerables logros, propone una mirada valiente en torno al racismo en la sociedad inglesa de su tiempo. Dotada de una enorme vigencia, despliega todo un completo catálogo de recursos expresivos. Quizá cabría destacar, como ya sucedería en títulos precedentes, esa asombrosa capacidad de alternar intimismo y gran producción. De combinar esa mirada a elementos descriptivos, de diferentes facetas del mundo del espectáculo, con la enorme convicción, con la que se insertó reiteradamente, en los resortes más profundos del melodrama.

Artículo de Juan Carlos Vizcaíno Martínez en el nº 500 de Dirigido por...
Imagen
Antonio García-Trevijano Forte (1927-2018)
"Para que yo sea libre, todos tienen que ser libres"

Abstención activa hasta que haya Libertad Colectiva

estebandas
 
Mensajes: 302
Registrado: 20 Oct 2012, 13:12
Agradecimiento recibido: 60 veces

Re: Piccadilly (Ewald André Dupont, 1929) DVDRip VOSE

Mensaje por estebandas » 03 Jul 2019, 14:24

Muchas gracias.

Responder

Volver a “Cine Mudo”