Censurando a la censura

Responder
Avatar de Usuario
PanchoVertigen
 
Mensajes: 2393
Registrado: 21 Oct 2012, 09:38
Ubicación: Malle. Germania insular. Merkel, Merkel über alles.
Agradecido : 591 veces
Agradecimiento recibido: 6735 veces
Contactar:

Censurando a la censura

Mensaje por PanchoVertigen » 15 Mar 2013, 16:58

"Censura rima con incultura,
con pena, miseria y dictadura,
con puro fanatismo y con locura,
con ignominia, pena y basura"


Abro este hilo, para tratar de explicar lo difícil que fue hacer cine en España durante el franquismo, pero como he vivido a caballo entre dos continentes, me voy a referir a otras censuras, europeas y americanas, que he vivido. Sólo hablaré de la que yo he sufrido y que no se acabó, pero se alivió al morir el dictador. Obviamente, cada uno que ponga lo que quiera, porque en todas partes cuecen y han cocido habas, según el dicho popular.

Para introducir al forero en el tema, especialmente si es menor de 50 años, comenzaré con un extracto de los datos aportados por Román Gubern y Alberto Gil. Pido perdón a mis compañer@s latinoamerican@s por la crudeza racista de algunas afirmaciones, que sólo descalifican a quienes en su babosa y ruín ignorancia fueron capaces de emitirlas:

Se abre el telón y aparece la siguiente reseña: "Extraño y extravagante relato, absolutamente amoral, con escenas de crudo realismo, una de ellas pornográfica, todo ello demoledor y deprimente". ¿Cómo se llama la película? ¿Sodoma y Gomorra? No. ¿Sueca bisexual busca semental? Tampoco. La respuesta correcta es DESAYUNO CON DIAMANTES (Blake Edwards, 1961).

Se preguntarán cómo es posible que la historia protagonizada por la delicada Audrey Hepburn pudiera provocar semejantes calificativos. La respuesta tiene que ver con la tosecita de Francisco Franco: cuenta la leyenda que cuando el generalísimo veía una película, expresaba su desagrado hacia ciertas escenas con una imperceptible tosecilla. De que la tos del caudillo no desembocara en bronquitis o ataque de ira se encargaba un ejército de censores, que formaron una de las maquinarias más implacables, extensas y arbitrarias del siglo XX.

Tarzán fue acusado de sodomita y Drácula era para «deficientes». Los enemigos de la patria y los amigos del libertinaje aparecían en las películas más insospechadas a ojos de la censura. Analicemos, por ejemplo, la acogida de LA GRAN AVENTURA DE TARZÁN (John Guillermin, 1959). Bajo la fachada de un filme familiar de aventuras, se escondía en realidad una espeluznante fantasía gay. "La admiración física hacia el arquetipo masculino puede dañar psíquicamente a los adolescentes poco diferenciados, acentuando su complejo de timidez o de angustia sexual, desviando peligrosamente su atención de la sexualidad femenina", escribió un censor.

La serie B era un género que debía «evitarse» a toda costa.El exceso de celo y la arbitrariedad también se llevaron por delante películas como la mexicana LA AMBICIOSA(Alfredo B. Crevenna, 1955): "Gestación y parto de un conyugicidio. Desarrollo impúdico y pegajoso. No hay la menor posibilidad de poder autorizar este engendro cinematográfico.Todo el clima de la película es sucio, inmoral y de la peor ralea. Inadmisible y lamentable".

La francesa LA VERDAD (Robert Hossein, 1961) es prohibida: "En el ambiente receloso y sombrío de una soirée, concurren una serie de personajes, hombres y mujeres, moralmente tarados todos ellos". O la italiana SEDUCIDA Y ABANDONADA (Pietro Germi, 1964): "Los personajes que representan el bien, son feos, gordos, sucios, desdentados, se hurgan las narices y las orejas". Hurgarse las orejas, un motivo tan razonable como cualquier otro para prohibir una película.

Visto que los criterios eran bastante extravagantes, era inevitable que surgieran discrepancias entre los censores, como sucedió con LA HORA FINAL (Stanley Kramer, 1959), una historia sobre un holocausto nuclear protagonizada por Gregory Peck. Las dudas de la censura provocaron la intervención del consejero de Información de la Embajada de España en Washington, que exigió que se mantuviera la prohibición del filme en una hilarante misiva enviada al director general de Cinematografía: "Los personajes, al saber que se acerca el momento en el que han de morir por causas irremediables, consecuencia de la explosión de bombas atómicas, y de la consiguiente radiación letal, deciden suicidarse colectivamente sin entrar en consideraciones morales o religiosas y entregándose a la borrachera y al amor libre en vez de rezar y encomendar sus almas a Dios". Una vergüenza, vamos.

Pero el delirio total y absoluto llegó al juzgar las películas de terror y serie B, cuyas fantasiosas y disparatadas tramas eran interpretadas literalmente. La incapacidad para diferenciar entre realidad y ficción se hizo palpable tras el visionado de la oscarizada EL DIFUNTO PROTESTA (Alexander Hall, 1941). La obra narraba en clave de comedia la vida de un boxeador que muere antes de tiempo y al que un ángel adjudica un nuevo cuerpo, pero al censor eclesiástico no le hizo ninguna gracia. "Ridícula desde bajo el punto de vista moral. Se admite la metempsicosis, reencarnaciones y adaptación de cuerpos. Por su extrema fantasía, debería prohibirse".

Y, claro, si una comedieta con reencarnaciones no era bien recibida, cómo iba a serlo una cinta protagonizada por criaturas tan poco cristianas y españolas como los hombres lobos, los vampiros y las momias. EL HOMBRE LOBO (George Waggner, 1941), protagonizada por los míticos Lon Chaney y Bela Lugosi, fue calificada de "mezcla tan burda de superstición y religión que no parece admisible". DRÁCULA (Terence Fisher, 1958) era una obra para "deficientes mentales", que debía prohibirse por "morbosa" y por ser un "peligro para los psicológicamente débiles"; además, por supuesto, de por "fomentar un género que debe evitarse".

La paranoia contra el cine fantástico tocó techo con la mexicana La momia azteca (Rafael Portillo, 1957), vapuleada por tres censores al unísono. "Siembra de confusión y errores para las masas sin cultura, que son la mayoría". "Propia del infantilismo cultural de los mexicanos. La tradición religiosa azteca se trata torpemente con arreglo a las prácticas de las ciencias ocultas. Es un disparate para públicos indios, a base de reencarnación, transmigración y otras zarandajas. No es que la crea nociva, es que la creo imbécil y para públicos analfabetos".
Imagen

Avatar de Usuario
PanchoVertigen
 
Mensajes: 2393
Registrado: 21 Oct 2012, 09:38
Ubicación: Malle. Germania insular. Merkel, Merkel über alles.
Agradecido : 591 veces
Agradecimiento recibido: 6735 veces
Contactar:

Re: Censurando a la censura

Mensaje por PanchoVertigen » 15 Mar 2013, 17:31

LOS JUEVES MILAGRO (Luis G. Berlanga, 1957)
Imagen
Si lo anterior sólo ha sido un aperitivo de cómo trataban los censores al cine de fuera, veamos ahora cómo lo hacían con el propio y éste es el caso más abracadabrante de la historia del cine español.

Dejemos que lo cuente el propio Berlanga:
Ya sabe usted que en este país cada dos años surge un milagro, como Pitita Ridruejo viendo a la Virgen en El Escorial y cosas por el estilo. Ella es una defensora de la veracidad de los milagros, algo que yo ni creo ni desmiento, pero que en cualquier caso siempre me ha hecho mucha gracia. Por aquel entonces, se hablaba mucho de los milagros de Lourdes y de Fátima. Estaban de moda. Pero la película en concreto nace de que en un pueblo de Castellón, Cuevas de Vinromá, de repente empezó a correr el rumor de que a unos niños se les había aparecido la Virgen. Entonces se organizaron visitas semanales a las que acudía mucha gente, excursiones de hasta cincuenta mil personas. La parte beata de mi familia, es decir, mi madre y mi cuñada, también se interesaron mucho por aquellas apariciones y un día decidieron ir. Mi madre no vino muy entusiasmada, pero mi cuñada, que aparte de beata también era muy fantástica, dijo que había visto unas luces y no sé qué más. Me dio la idea de hacer una película sobre un pueblo en el que se aparecen santos milagreros".

Me reuní para escribir el guión con José Luis Colina y tuvimos la idea de un balneario en decadencia y de que las fuerzas vivas del pueblo se inventan un milagro para que el balneario recupere su atractivo turístico. En definitiva, se trataba de hablar de un grupo de gente que quiere conseguir algo y no lo consigue, retratar a un grupo de perdedores. El discurso era el mismo que el resto de mis películas, y yo creía que dentro de los reglamentos religiosos era perfectamente ortodoxo, porque es gente que hace un milagro en falso y lógicamente no funciona, algo con lo que la Iglesia supuestamente iba a estar de acuerdo.

Si la película hubiera estado completamente en mis manos, habría sido un largometraje sobre la primera parte. Mi idea era terminar el filme con Mauro en éxtasis, esperando a que llegara San Dimas. La idea de que bajara San Dimas fue sugerida por la productora y desarrollada por la censura. Cuando entregamos el guión, los censores se quedaron horrorizados, y al final tomaron la decisión de que podíamos hacerlo siempre que hablásemos con un sacerdote dominico, el padre Garau, que era un hombre encantador y simpatiquísimo, pero que naturalmente había sido designado por la censura y por los propios productores, que en aquellos momentos estaban muy ligados al Opus Dei. Me sugirieron si estaba dispuesto a hablar con el padre Garau y yo, como lo que quería era hacer una película a toda costa, estuve mucho tiempo hablando con este hombre, quien llegó a escribir un tratamiento de ochenta folios sobre los cambios a introducir.

Pero incluso en las escenas iniciales tuve problemas como cuando aparece el personaje de San Dimas en la película sea huyendo de una pareja de guardias civiles. Recuerdo que en el guión de LA HUÍDA, que hicimos Bardem y yo, no nos permitieron introducir un fugitivo, porque al protagonista le pegaba un tiro la Guardia Civil y resultaba herido, así que luego huía. Pero los censores nos dijeron que la Benemérita nunca falla cuando dispara, así que no nos lo permitieron. Eran excusas muy peregrinas de las que hay miles de ejemplos. Ya en democracia, hablando con alguien que había sido censor, me contó que él se encargó de leer el guión de mi corto de Las cuatro verdades y que en el primer plano ponía “Vista General de Gran Via madrileña”. Este señor iba a pasar la página cuando otro censor le dijo: “Un momento, un momento..., hombre, un plano general de la Gran Via madrileña rodado por otro director no pasa nada, pero rodado por Berlanga puede poner a tres curas saliendo del Pasapoga”. La pena es que no me lo dijera antes, porque lo hubiera rodado.


Total, que la censura acabó cargándose la película, haciendo aparecer a San Dimas, para que castigara a las fuerzas vivas del pueblo. Se suprimieron y añadieron escenas e incluso intervino otro director, Jorge Grau, para rodar imágenes adicionales. En la misma sala de doblaje se cambiaron muchos diálogos y se llegó a proponer que la historia no fuese más que un sueño de don Ramón, después de una copiosa comida. Y Berlanga tuvo que callar, porque vivía de lo que pudiera recaudar esa película. Eso sí, propuso a su abogado, Fernando Vizcaíno Casas, que el padre Garau figurara en los títulos de crédito como guionista, cosa que no fue admitida por la censura. Pero todo fue en vano, la película se estrenó el 2 de Febrero de 1959 y sólo permaneció diez días en cartelera, siendo vista por la multitud de 236 espectadores. Así la coproducción Berlanga-P. Garau recaudó sólo 9.075 pesetas y el bueno de Don Luis (el valenciano, no el aragonés) siguió filmando, porque las estirpes condenadas a cuarenta años de franquismo, no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.
Imagen

Shadow10
 

Re: Censurando a la censura

Mensaje por Shadow10 » 15 Mar 2013, 17:49

PanchoVertigen escribió:Y Berlanga tuvo que callar, porque vivía de lo que pudiera recaudar esa película. Pero todo fue en vano, la película se estrenó el 2 de Febrero de 1959 y sólo permaneció diez días en cartelera, siendo vista por la multitud de 236 espectadores. Así la coproducción Berlanga-P. Garau recaudó sólo 9.075 pesetas...
¿Qué opinaría el dueño de Filmayer, la distribuidora que en definitiva es la que puso la película a disposición del público?

Su estreno y otras, todo lo mutiladas que quieras, permitieron a Filmayer traer a España títulos de la MGM: El cisne, La casa del té de la luna de agosto, Cimarrón, Mi desconfiada esposa, El último torpedo, Desafío en la ciudad muerta, Mamá nos complica la vida... por no hablar del catálogo Disney.


Imagen


Saludos.

Shadow10
 

Re: Censurando a la censura

Mensaje por Shadow10 » 15 Mar 2013, 22:32

PanchoVertigen escribió:comenzaré con un extracto de los datos aportados por Román Gubern y Alberto Gil.
Unas páginas del libro de Alberto Gil


Imagen
Pág. 139

Imagen
Pág. 140

Imagen
Pág. 239

Imagen
Pág. 240


Saludos.

Avatar de Usuario
Lari
 
Mensajes: 891
Registrado: 03 Oct 2012, 18:52
Ubicación: De viaje, siempre de viaje...
Agradecido : 24 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Censurando a la censura

Mensaje por Lari » 16 Mar 2013, 12:53

Ahora todas estas anécdotas nos resultan risibles, pero entonces eran el drama de cada día para los hacedores de cine en España. Esta anécdota (si llega a tal) no va de cineastas; me contó un amigo que siendo niño en un cine de su pueblo se proyectaba una película y en un momento de la misma aparecía una pareja besándose, no un beso excesivamente apasionado, un ligero roce tal vez, inmediatamente el cura del pueblo que se encontraba entre los presentes, se levantó y corrió hacia la pantalla gritando "no os preocupéis que son hermanos", mi amigo cuenta que desde aquel momento sí comenzó a preocuparse.

Avatar de Usuario
PanchoVertigen
 
Mensajes: 2393
Registrado: 21 Oct 2012, 09:38
Ubicación: Malle. Germania insular. Merkel, Merkel über alles.
Agradecido : 591 veces
Agradecimiento recibido: 6735 veces
Contactar:

Re: Censurando a la censura

Mensaje por PanchoVertigen » 21 Mar 2013, 13:03

PSYCHO (Alfred Hitchcock, 1960)

Como dice muy bien shadow10 hubo censura en la República, pero como no la viví ni se nada sobre ella, voy a referirme a la de la República estadounidense y su influencia en la película del orondo Alf. Y a los interesados en el tema, les recomiendo la película recientemente estrenada HITCHCOCK (2012) de Sacha Gervasi, en la que Anthony Hopkins hace de Alf y la exQueen Helen Mirren de su mujer, Alma Reville.
Imagen
La película no es un biopic general del director inglés, sino que se centra en los problemas que tuvo Alf con la censura americana por su película PSICOSIS y más concretamente en ls primera parte del rodaje con la actriz Janet Leigh, en ese entonces mujer de Tony Curtis y madre de dos hijos. Y que conste que la película actual también tuvo problemas, no con la censura, sino con los herederos de las personalidades que aparecían en la pantalla. Se intenta contar la verdad, pero no toda la verdad. Por ejemplo, ¿por qué eligió Alf a Janet y no a Vera Miles? Si se fijan en la foto, tendrán la respuesta a esa pregunta. Imaginarse a Janet en la ducha era toda una dicha.
Imagen
Porque como confesó la buena de Alma, su maridito era un gran tocón mete-mano en los rodajes, con cualquier excusa. Ya se tratara de Janet o de Kim e incluso de la futura princesa de Mónaco, con la que hasta tuvo un affair. Y la cosa degeneró en sadismo, primero con Janet Leigh y luego con Tippi Hedren.
Imagen
Imagen
Imagen
La primera secuencia ya tuvo problemas con la escena en el hotel y el vestuario de la actriz. Se tuvo incluso que cambiar el lugar de la acción de Phoenix, Arizona a Fort Worth, Texas. El rodaje entonces era como una especie de circo, como se puede ver en la foto.
Imagen
Alf aprovechaba las pausas para ganarse a la actriz. Le decía que después de haber rodado con Orson Welles (TOUCH OF EVIL), el rodaje con él no le parecería nada difícil.
Imagen
Aún así, la censura se cargó algunos planos de la primera versión, en los que salían estas imágenes que ellos consideraron impropias.
Imagen
Imagen
Pero, en España decidieron suprimir la secuencia completa, porque como diría el buen domínico censor: Ya existía un 3r (Mayores con reparos) y un 4(Gravemente peligrosa), pero ¿cómo calificar una escena de sexo entre personas no casadas y en ropa interior?
Imagen
Tras la secuencia, los problemas se concentraban en la escabrosas escenas que iban a tener en el Motel, donde además de haber habitaciones con baño, había agujeros en las paredes. Por un momento, Alf se cuidó de atormentar al buenazo y edípico (en la vida real) de Tony Perkins.
Imagen
Alf sabía muy bien cómo tratar a una pareja, que como diría la sabia Ana Botella no era de manzana y pera, como podía esperarse, sino algo más complejo.
Imagen
Cuentan que el actor hasta tenía timidez para hacer de peeping-Tom y mirar por el supuesto agujero de la habitación. Y, miren por dónde, ese agujero tampoco le gustó a los censores, pero Alf insistió en que era un símbolo del espectador como voyeur en una sala de cine.
Imagen
Así que los censores se centraron en la habitación del motel. Hitch hizo cambiar el color de la ropa interior de Marion Crane, porque el negro le parecía más morboso. ¿Morboso? Sí, pero también indecente y asqueroso. Los de la Junta de Calificación se empeñaron en decir que cuando Janet, alias Marion, se quitaba el sujetador se veía una teta. Aquí comenzaron los cinéfilos en las ediciones videográficas su aventura en busca de la teta perdida, que hasta el momento no ha aparecido. Aquí están, de todos modos, los documentos censoriles, que no me dejaran por mentiroso
Imagen
Pero no se acabaron los problemas y antes de pasar a la ducha, los problemas comenzaron en el inodoro o W.C (en castizo español antiguo Wenceslao Carrillo y ahora llamado algo intermedio entre agua en inglés y padre en alemán: váter). Pues dígamoslo en ingles the flushing toilet ocasionó más espantos en censores y espectadores que el crimen de la ducha. Era la primera vez en el cine en que se veía esto.
Imagen
Pero tiremos de la cadena y pasemos a la escena, a la de la ducha. Alf se las hizo pasar canuras a Janet.
Imagen
Porque no sólo la preparó cuidadosamente antes y después como aparece en las fotos, sino que incluso en un momento del rodaje en que ella llevaba ese body color carne que luego veremos, se abalanzó sorpresivamente hacia ella con un cuchillo y le dio un susto de muerte. Alf comentó: “Así sabrás lo que se siente, cuando una chica es apuñalada”.
Imagen
La secuencia de la ducha es la más comentada y analizada de la historia del cine. A pesar de que dura poco más de tres minutos se tardó siete días en rodarla. Intervinieron tres actrices, Janet Leigh que ponía su cara, cuello y piernas y que iba vestida con un incomodísimo body, como el que aparece en la foto, ero sin tirantes.
Imagen
Tuvieron que pasar muchos años, hasta que poco antes de su muerte confesara que con la dureza y movimientos que tuvo que hacer en el rodaje, el body se le resbaló en alguna ocasión dejándola desnuda, frente a la única cámara utilizada en la escena. “¿Qué iba a hacer? ¿Echar a perder la escena?- escribió. Y eso que Janet Leigh tuvo dos dobles.
Imagen
La principal fue Marli Renfro que se hartó de recibir cuchilladas en el abdomen, hasta que dijo que ella era sólo una stripper. Así que Alf contrató a una doble de la doble, Myra Jones, quien no sólo se hartó de recibir cuchilladas, sino que en la vida real también acabó su vida apuñalada por un obseso sexual. Como Marli sólo recibió 400 dólares por pasarse desnuda varios días en un húmedo estudio, se dedico luegó a autografiar postales de su bello vientre de alquiler.
Imagen
La reunión de la Junta Censora con Alf merecería una película entera. Alf se ufanaba ante ellos: “He rodado una secuencia tan escabrosa, sin mostrar nada que no debiera verse”. Pero alguien volvió a decir que en un momento de la escena se veía una teta. Alf dijo que no le importaba traer la moviola y pasar la secuencia fotograma por fotograma. Así que los censores tuvieron que censurar sus ánimos y aceptar lo rodado, sin cortar un solo plano. Y, por si alguno de ellos está aún vivo, aquí les pongo una foto al natural de Marli Renfro. De la pobre Myra Jones no hay trestimonio fotográfico.
Imagen
Era ya el comienzo de una nueva década y en Francia actrices como B.B. comenzaban a aparecer desnudas en películas comerciales. En USA también fueron cambiando las cosas y un discípulo de Alf llamado Brian de Palma pudo hartarse de rodar escenas de ducha en CARRIE o VESTIDA PARA MATAR, sin tantas complicaciones, aunque las actrices también fueran dobladas. Pero, el genio de Alf superó a la censura de su tiempo
Imagen
P.S. Jaja. Y la censura no se ha acabado aún, porque Image Shack me ha censurado dos imágenes: una es fácil de adivinar, la otra, no. Menos mal que siempre queda el recurso de PostImage.
Imagen

Avatar de Usuario
PanchoVertigen
 
Mensajes: 2393
Registrado: 21 Oct 2012, 09:38
Ubicación: Malle. Germania insular. Merkel, Merkel über alles.
Agradecido : 591 veces
Agradecimiento recibido: 6735 veces
Contactar:

Re: Censurando a la censura

Mensaje por PanchoVertigen » 29 Mar 2013, 17:29

BEHOLD A PALE HORSE (Fred Zinnemann, 1964)
Imagen
Ambientada en la Guerra Civil Española, nos cuenta la historia de Manuel Artiguez (Gregory Peck), un miembro del maquis que al terminar la guerra se refugia en Francia. Pasados algunos años recibe la visita del hijo de un amigo suyo muerto a manos del sargento de la Guardia Civil Viñolas (A. Quinn). El joven le pide que vengue a su padre. Aunque en un principio Artiguez no atiende a las demandas del niño, finalmente y al enterarse de la enfermedad de su madre, decide regresar a España. El sargento Viñolas aprovechará la enfermedad de la madre de Artiguez para tenderle una trampa.

La película fue rodada en 1964, sin embargo en España estuvo prohibida por la censura franquista hasta 1979. El director de la cinta, Fred Zinnemann, y el director artístico, Alexandre Trauner, estuvieron dos días en Vitoria-Gasteiz en octubre de 1962, para localizar exteriores, tomar apuntes, bocetos y fotografías de la ciudad con el fin de recrearla posteriormente en unos estudios de cine franceses, para evitar la censura franquista. Según palabras del propio director: "Estuvimos en el Norte: Vitoria, Burgos, etc. Pero había que ir con cuidado con Franco y con la Guardia Civil. Ustedes son muy jóvenes, pero en aquella época había que ir con pies de plomo porque podían matarte. El film se rodó en París, donde Trauner construyó una calle española que siguió en pie una vez acabado el rodaje...."
Imagen
Al final la película tuvo que rodarse en el sur de Francia y en el País Vasco francés. La historia era una adaptación de la novela “Killing a Mouse On Sunday”, de Emeric Pressburger, surgida de la repercusión internacional que tuvo la noticia de la muerte de uno de los últimos maqui españoles, Quico Sabaté, a manos de la Guardia Civil. El montaje inicial, de los créditos, es de “Mourir à Madrid”, de Fréderic Rossif. Un rótulo anuncia que la acción pasa 20 años después.

El gobierno español intentó que la película no llegara a realizarse, haciendo llegar advertencias previas a la productora y distribuidora Columbia Pictures. Los gestores-promotores de esta legislación fueron Fraga como ministro, y J.M. García Escudero como director general. Éste ya había ocupado el mismo cargo en 1952, a las órdenes del integrista Arias Salgado. El Gobierno español presionó a Columbia para que no se distribuyera y para que fuera destruido el negativo. Al no conseguir sus propósitos, castiga a la productora a no distribuir sus películas en el país, ni a través de su sucursal ni de otras distribuidoras. No pudo impedirlo y sancionó a la empresa bloqueando la importación de películas a la filial española. El bloqueo, que costó a la Columbia dos millones y medio de dólares se levantaría a cambio de que la Columbia distribuyera internacionalmente un lote de las películas españolas de “interés especial“: según la Orden Ministerial del 19 de agosto de 1964, películas de “destacada ambición artística” o que “faciliten la incorporación profesional de nuevos valores técnicos y artísticos”. Precisamente García Escudero fue cesado por su talante juzgado excesivamente liberal y la sucursal de Columbia desaparecería de España.
Imagen
La película no se estrenó en España hasta 1979, aunque es absolutamente respetuosa con los miembros de uno y otro bando, que limita sus referencias políticas directas a una fotografía del general Franco situada en un despacho de la Guardia Civil.
Última edición por PanchoVertigen el 29 Mar 2013, 17:51, editado 1 vez en total.
Imagen

Avatar de Usuario
PanchoVertigen
 
Mensajes: 2393
Registrado: 21 Oct 2012, 09:38
Ubicación: Malle. Germania insular. Merkel, Merkel über alles.
Agradecido : 591 veces
Agradecimiento recibido: 6735 veces
Contactar:

Re: Censurando a la censura

Mensaje por PanchoVertigen » 29 Mar 2013, 17:40

QUEIMADA (Gillo Pontecorvo, 1969)
Imagen
Tras el éxito de crítica y público de "La Battaglia di Algeri", el químico y periodista toscano y judío Gillo Pontecorvo quiso hacer una película sobre la colonización latinoamericana. Para ello recurrió a su amigo Franco Solinas ("The Savage Innocents", "Salvatore Giuliano", "Kapo" y "La Battaglia di Algeri"). Solinas, en colaboración con Giorgio Arlorio ("Operación Ogro") escribieron uno de los mejores guiones que se hayan escrito nunca sobre colonizadores y colonizados en Latinoamérica. Tanto es así que el propio Marlon Brando se ofreció a protagonizarlo en un momento de crisis artística que le había llevado a alternal películas de Chaplin y Huston con productos de mediocre calidad. Y él fue el único que salió bien parado de la película, porque, tras Pontecorvo, vinieron Coppola y Bertolucci a resucitar su carrera.

Imagen

La película comenzó a rodarse en Colombia, concretamente en Cartagena de Indias. Por eso todos los extras y figurantes utilizan el español, en conversaciones apenas audibles. La acción de la película se desarrollaba en una de esas islas que descubrieron los españoles, tipo Granada, Barbados o Trinidad y que luego pasaron a ser británicas. Una isla que había sido quemada, para someter a los indígenas y privarles de su medio de vida: las plantaciones de caña de azúcar.Pero ocurrió lo inimaginable y espero que algún día se publicará algún libro sobre las vergonzosas relaciones entre la industria de Holywood y el régimen franquista. El caso es que llegó a los oídos de la Villa y Corte que el judío-masón-comunista Pontecorvo con capital americano intentaba denigrar la ejemplar colonización española en América, con una película protagonizada por Marlon Brando. ¡Hasta aquí podíamos llegar! Y el franquismo utilizó sus armas, que no eran nada despreciables. Amenazó lisa y llanamente a la Columbia Pictures (que, entre otras cosas, tenía la exclusiva de Cantinflas) con una prohibición de exhibición de sus películas en España, tal como ya había hecho cinco años antes, como protesta por la película de Fred Zinnemann "Behold a Pale Horse". Y, claro, los de Hollywood, que tenían y tienen un filón taquillero en España, porque las películas se exhiben no sólo dobladas, compitiendo con las españolas, sino cuándo y dónde quieren, no sólo se bajaron los pantalones, sino que además dejaron que el régimen les gritara con ahinco aquello de: "Telecinco, telecinco, por...ahí te la hinco".

Imagen

Y lo arreglaron, convirtiendo a "Quemada" en "Queimada" (con permiso de Manoliño Fraga) y haciendo que los pobres portugueses fueron los malos de la película. Luego, puestos ya a cambiar la cosa, le hicieron un traje a la película, cortándole más de veinte minutos. Y así el quemado fue Pontecorvo, que se pasó diez años sin dirigir otra película, esta vez de tema español y polémico, llamada "Operación Ogro", sobre el atentado de ETA a Carrero Blanco. Poco antes de su muerte, Pontecorvo, con la ayuda de su amigo y correligionario Ennio Morricone, intentó montar la portuguesizada película con su metraje original, que es la versión que ofrecí hace un tiempo. Me avisan que en USA han recuperdo yar los diálogos integros de Brando en inglés, o que en su caso han sido doblados por una voz similar, para el futuro BluRay íntegro y restaurado.

Imagen

Estos son algunos ejemplos de mis subtítulos basados en el texto original italiano, que fue censurado por las fuerzas imperiales.

30
00:05:33,121 --> 00:05:34,821
¡Sir William!

31
00:05:37,222 --> 00:05:38,722
¿Puedo darle un consejo?

32
00:05:39,403 --> 00:05:43,603
Tenga cuidado con las tres emes:
mosquitos, mulatas y muerte.

33
00:05:44,384 --> 00:05:46,884
Está bien. Lo tendré en
cuenta. Gracias.


53
00:08:06,674 --> 00:08:08,774
Ellos no son cristianos
como nosotros.

54
00:08:09,455 --> 00:08:11,255
Creen en la reencarnación.

55
00:08:11,826 --> 00:08:14,726
Y para poder reencarnarse
un cuerpo debe estar entero.

56
00:08:15,227 --> 00:08:16,727
Entonces, ¿sabes lo que les hacemos?

57
00:08:17,078 --> 00:08:19,878
Primero les matamos con el garrote
vil, tal como establece la ley.

58
00:08:20,279 --> 00:08:22,179
Y luego les cortamos la cabeza.

59
00:08:24,380 --> 00:08:25,630
¿Comprendes?

60
00:08:26,081 --> 00:08:29,081
Así, viendo esto, tendrán
miedo a la muerte.

61
00:08:36,900 --> 00:08:39,660
Luego las cabezas son llevadas
por toda la isla, como escarmiento...

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
droid
 
Mensajes: 8141
Registrado: 12 Sep 2012, 03:37
Agradecido : 4644 veces
Agradecimiento recibido: 7007 veces

Re: Censurando a la censura

Mensaje por droid » 29 Mar 2013, 18:24

Muchas gracias, Vertigo. :aplauso:

Hace unos días vi en La2 un documental cubano llamado "Cimarrón, historia de un esclavo", de Juan Carlos Tabío, http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-d ... o/1731248/ en la que veía reflejada la historia de los esclavos que se rebelavan en "Queimada".... que por cierto, aprovecho para recomendarla.

Un abrazo. :hi:

Shadow10
 

Re: Censurando a la censura

Mensaje por Shadow10 » 04 Abr 2013, 18:30

[quote="PanchoVertigen"]Así que los censores se centraron en la habitación del motel. Hitch hizo cambiar el color de la ropa interior de Marion Crane, porque el negro le parecía más morboso. ¿Morboso? Sí, pero también indecente y asqueroso. Los de la Junta de Calificación se empeñaron en decir que cuando Janet, alias Marion, se quitaba el sujetador se veía una teta. Aquí comenzaron los cinéfilos en las ediciones videográficas su aventura en busca de la teta perdida, que hasta el momento no ha aparecido. Aquí están, de todos modos, los documentos censoriles, que no me dejaran por mentiroso
Imagen
[/quote]

La escena existe y se ha visto en TV, esa y otras dos más.
Aquí está el montaje con las escenas completas que no aparecen en VHS, DVD o BD.

http://www.mediafire.com/?zucbh6cig997zu5

Es un montaje con la copia emitida por la tv alemana y se corresponde a la versión estrenada en cines en Alemania.
(No soy el autor de ese montaje)

Disfruten del morbo.

Edito para añadir el video con la comparativa:
http://www.sendspace.com/file/f38yrn

Saludos.
Última edición por Shadow10 el 05 Abr 2013, 15:04, editado 1 vez en total.

Responder

Volver a “Debates”