Maniqueísmo en la construcción de personajes ideológicamente contrarios

Responder
Avatar de Usuario
Crusoe
 
Mensajes: 328
Registrado: 18 Oct 2012, 00:49
Ubicación: Isla desierta
Agradecimiento recibido: 23 veces

Maniqueísmo en la construcción de personajes ideológicamente contrarios

Mensaje por Crusoe » 06 Feb 2013, 00:52

Crítica sobre personajes unidimensionales en producciones históricas y/o de sesgo político (películas "comerciales" incluidas); personajes caricaturescos; reduccionismo ideológico, etc. Ejemplos: comunistas de manual (Uno, dos, tres), "fachas" de guiñol, nazis descontextualizados, etc., etc.

Avatar de Usuario
Mantua
 
Mensajes: 66
Registrado: 20 Oct 2012, 10:56
Ubicación: Ubi sunt...
Agradecido : 4 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Maniqueísmo en la construcción de personajes ideológicamente contrarios

Mensaje por Mantua » 08 Feb 2013, 12:54

O sea, nada menos que un repaso a prácticamente toda la historia del cine. Si me apuras, diría que desde "El regador regado".
"Lengua sin manos, ¿cómo osas hablar?" (Pero Mudo, en el Poema del Cid).

Avatar de Usuario
Lari
 
Mensajes: 891
Registrado: 03 Oct 2012, 18:52
Ubicación: De viaje, siempre de viaje...
Agradecido : 24 veces
Agradecimiento recibido: 9 veces

Re: Maniqueísmo en la construcción de personajes ideológicamente contrarios

Mensaje por Lari » 09 Feb 2013, 23:59

No sé exactamente por dónde van los tiros, pero hace unos días vi Monianeba del director georgiano Tengiz Abuladze. La película se centra sobre el personaje Verlam Aravídze, un alcalde-dictador que en teoría representa a Stalin, todo lo recuerda: vestimenta, gestos, excepto el bigotito hitleriano, pero ese detalle da igual porque para el director (pienso yo) un dictador es un dictador y la fisonomía es lo de menos, los hechos para él suelen ser los mismos: tergiversación del pasado, detenciones injustificadas, asesinatos, desaparecidos, deportados... Por qué traigo a colación esta película en este hilo, porque la trama está contada en clave de humor grotesco, Aravidze reparte arias a diestra y siniestra, su guardia pretoriana viste como caballeros medievales, sus secuaces son malvados caricaturescos y los buenos sublimados, familias felices, cultas, ancianos sabios. Sin embargo esta película no puede leerse sin tomar en cuenta el contexto temporal, político y geográfico de cuando fue concebida; la misma filmación está llena de anécdotas que tienen que ver con ello, además, tengo entendido, que tardó algunos años en ver la luz y cuando lo hizo ganó el Gran Premio Especial del Jurado en Cannes en 1987. Vale la pena verla.


Por cierto, no sé cómo un nazi se puede descontextualizar :hmm:

Responder

Volver a “Debates”