One, two, three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Elinks de largometrajes de cine moderno (Modern feature films) posteriores a 1.960 (>= 1.960) anteriores a 1.979 (<= 1.979) inclusive, cuyo metraje exceda los 45 minutos (> 45 min.)

Re: One, two, three ( Billy Wilder,1961 ) DVDrip DUAL

Notapor palimoka » Sab Ene 19, 2008 5:59 pm

Pues mirando vuestros comentarios, no puedo dejarla pasar, :^(
Graciñas y saludos Voland :hola:

Pues ya esta en casita y compartiendo ;-)
Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.
Avatar de Usuario
palimoka
Extra de cine
Extra de cine
 
Mensajes: 105
Registrado: Dom Abr 23, 2006 6:41 pm
Ubicación: La Coruña

Re: One, two, three ( Billy Wilder,1961 ) DVDrip DUAL

Notapor |FDL|kerny » Dom Ene 27, 2008 10:43 pm

"|FDL|kerny" escribió aquí:


Mr. billy wilder, es toda una auténtica garantía. Todas las pelis que conozco, que son bastantes, extraordinarias. El apartamento, Ariane, Con faldas y a lo loco, La mayor y la menor etc. Gracias por esta oportunidad.
|FDL|kerny
 

Re: One, two, three ( Billy Wilder,1961 ) DVDrip DUAL

Notapor SteveZissou » Vie Feb 01, 2008 5:35 pm

excelente!!, que alguien me la envuelva porque esta peli me la llevo...

gracias por compartirla aquí... :good:
Como miguitas de pan:
Desnudos a la hora del té.

(Tilo Nurmi)
Avatar de Usuario
SteveZissou
Crítico de prestigio
Crítico de prestigio
 
Mensajes: 203
Registrado: Mar Jul 25, 2006 8:13 pm

Re: One, two, three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor albertas » Vie Abr 15, 2011 7:34 pm

grande. muchas gracias
albertas
Ed Wood
Ed Wood
 
Mensajes: 1
Registrado: Vie Abr 15, 2011 7:10 pm

Re: One, two, three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor click ford » Vie May 20, 2011 9:15 pm

Alguien podria ayudar con los subtitulos en archivo srt. Muchas gracias :hola:
Antonio Muñoz
Avatar de Usuario
click ford
Director de culto
Director de culto
 
Mensajes: 888
Registrado: Sab May 19, 2007 4:40 am
Ubicación: Madrid

One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor merxe » Vie Jun 24, 2011 6:22 pm

Uno, dos, tres

imdb

Imagen

Pais: EU
Año: 1961
Género: Comedia | Guerra Fría
Duración: 108 min.
Dirección: Billy Wilder
Guion: Billy Wilder & I.A.L. Diamond (Teatro: Ferenc Molnár)
Música: André Previn

Reparto:
James Cagney, Pamela Tiffin, Horst Buchholz, Arlene Francis, Liselotte Pulver, Howard St. John, Hanns Lothar, Leon Askin, Ralf Walter, Karl Lieffen.

Descripción:
C.R. MacNamara, representante de una multinacional de refrescos en Berlín Occidental, acaricia desde hace tiempo la idea de introducir su marca en la URSS. Sin embargo, su jefe, el señor Hazeltine, lo que le encarga es cuidar de su hija Scarlett, que llega a Berlín esa misma tarde. Se trata de una alocada joven que, con dieciocho años, ya ha estado prometida en cuatro ocasiones. Pero lo peor es que, eludiendo la vigilancia de MacNamara, la chica se enamora de Otto Piffl, un joven comunista.

Críticas:
Spoiler: +
1961: Nominada al Oscar: Mejor fotografía (Blanco & Negro).
-------------------------------------------------
"Magistral, divertida, con algunos de los mejores momentos de la comedia americana de todos los tiempos. Un clásico" (Fernando Morales: Diario El País)
----------------------------------------
Solo tiene un fallo
Si, sólo tiene un fallo, es una película tan tremendamente rápida y frenética que no te da tiempo a soltar la carcajada que te apetecería porque si lo haces te pierdes tres chistes más.

Empieza a un ritmo muy alto que va creciendo cada vez más, la música sube de revoluciones, el reloj de cuco con el himno suena cada vez con mayor frecuencia, las órdenes del director de Coca-Cola aumentan en número, en decibelios y en originalidad.

Esta es sin duda la comedia más trepidante, veloz y el un humor más inteligente que haya visto, simplemente magistral el guión, las escenas a toda prisa con persecuciones alocadas (cuando se meten cuatro en el sillón trasero del coche con una torre de sombreros que van perdiendo en cada curva), la actuación de James Cagney raya la perfección.

En resumen, hay que verla un par de veces por lo menos porque son tantos chistes a tanta velocidad que no te da tiempo a asimilarlos todos.
---
La Kremlin Kola
Billy Wilder decía que sólo había dos clases de personas: las que hacían TODO por dinero y las que hacían CASI todo por dinero... “Uno, dos, tres” es la mejor reunión de estos especimenes en toda la filmografía del cáustico director. Sincopada, impetuosa, y descocada sátira política, que no deja títere con cabeza en esa “guerra fría” que caldeaba el mundo. Para eso se sirve de la memorable interpretación de James Cagney, enérgico y chillón, representante de ese capitalismo (es directivo de la Coca Cola) maquiavélico que escoltado por un catálogo de personajes inolvidables: desde una exuberante y explosiva secretaría llena de curvas y ritmo hasta un militarizado chofer de “dudoso” pasado nazi, a una esposa tan consentidora como irónica, va a cruzar hacia el Oeste en esa ciudad dividida que es Berlín. Este y Oeste se ven las caras, no de un modo dramático, sino a ritmo de unos diálogos endiabladamente rápidos y, quizás, más inspirados que nunca. Capitalistas y comunistas en un farsa punzante que se cose sin suturas a una historia de amor entre la hija del presidente de la Coca Cola, una encantadora y descerebrada Pamela Tiffin, y Otto, un comunista lleno de retórica y libros en permanente pulso con ese capitalismo que derrumbará todos los muros y terminará incluso por “ennoblecerlo”. La visión que ofrece Wilder no puede ser más vitriólica. En una de las sencuencias el camarada Otto se pregunta si no queda gente buena en todo el mundo; la respuesta del comisario comunista no puede ser más breve y feroz: “No sé. No conozco a todo el mundo”. Una delicia a disfrutar que va ganando con el paso de los años.
---
El ejecutivo eficaz
Film nº 18 de Billy Wilder. El guión, de Wilder y Diamond, se basa en la comedia en un acto "One, Two, Three" (1930), del húngaro Ferenc Molnar. Se rueda en exteriores de Berlín y Munich y en los platós de Bavaria Studios (Alemania). Es nominado a un Oscar (fotografía). Producido por B. Wilder, se estrena el 15-XII-1961 (EEUU).

La acción tiene lugar en Berlín, en 1961. C.R. MacNamara (Cagney) es el director en Berlín oriental de una firma internacional de refrescos. Está casado con Phyllis (Francis). Un alto directivo de la empresa en Atlanta (EEUU) le encomienda el cuidado de su hija Scarlett (Tiffin) durante sus vacaciones en la ciudad, donde conoce al joven Otto Piffl (Buchholz).

El film es una comedia de pulso frenético. Desarrolla un relato de sátira política, social, familiar y del mundo de los negocios. La acción se mueve a un ritmo trepidante, que no da respiro al espectador. Envuelve la acción en una grata y convincente atmósfera de fantasía e irrealidad. El argumento estructura una historia sencilla, próxima y atractiva. Los diálogos son rápidos, ocurrentes y animados. Incluyen juegos de palabras, "gags" verbales y visuales, situaciones hilarantes. La comicidad es más directa y primaria que en otros films del autor. Se basa en ocultaciones de identidad (nazis que quieren disimular su pasado), confusiones de género, travestismo, referencias sarcásticas, servilismos interesados, desgracias ajenas, caídas, tropiezos, malentendidos, prisas, precipitaciones.

El realizador crea una obra sumamente divertida, ácida, punzante y arrolladora. La caracterización de los personajes opta por la caricatura: se definen en función de un rasgo diferencial básico (el joven idealista, el ejecutivo pragmático, la joven caprichosa, la mujer objeto). El reloj de cuco y los taconazos de Schlemmer (Lothar) cierran las escenas más cómicas. Wilder pone en solfa los estereotipos del comunismo y del capitalismo, desvela los puntos débiles de la familia americana, denuncia el afán de ganar dinero y las ambiciones de ascenso social y ridiculiza la aristocracia. Muestra el violento contraste que se da entre el idealismo del joven y el pragmatismo atroz de MacNamara. Son escenas memorables la del salón del hotel, el uso del rock-and-roll como instrumento de tortura, el "striptease" de Ingeborg, el soborno del guardia en la plaza de Brandenburgo. Se incluyen citas cultas (Shakespeare), cinéfilas ("Lo que el viento se llevó", "Espartaco"...). No faltan los puros, las carreras de coches, etc. La interpretación de Cagney (en su despedida) es memorable.

La música, de André Previn, aporta una partitura muy dinámica, rítmica y colorista. Añade fragmentos de la "Danza del sable" (Khachaturian), "Las Walkyrias" (Wagner), del rock "Itsy-Bitsy Teeny-Weeny". La fotografía, de Daniel L. Fapp ("West Side History"), en B/N y panavisión, mueve la cámara con extraordinaria eficiencia, ofrece con delectación los "gags" visuales y subraya con imágenes las sugerencias sonoras.
---
"Creen que la lentitud y la solemnidad son sinónimos de profundidad". Billy Wilder
Es prácticamente imposible elegir cuál es la mejor película de Billy Wilder, tiene tantas que cada mes o cada semana cambiaría de opinión, pero si lo redujera al tema de secuencias, muchas de mis favoritas se encuentran en “Uno, dos, tres,”. Digo esto porque creo que la película adolece en su primera media hora de una presentación de los personajes muy reiterativa y de un falso ritmo conseguido por el movimiento y no por los diálogos. Esta parte como mucho es buena -como mucho-, en cambio a raíz de la desaparición de la hija del superjefe, el film va ganando paulatinamente, hasta esa última media hora realmente extraordinaria, en la que probablemente encontremos algunos de los mejores momentos de la historia de comedia norteamericana.

Hay que recordar que no todo el mérito es de Wilder, hay que ser justos, por un lado olvidar como siempre se hace al autor de la obra de teatro, Ferenc Molnár, es un delito, uno de los más grandes intelectuales húngaros de la primera mitad de siglo. Y por otro el trabajo de James Cagney, colosal, fuera de concurso, un actor que sufrió también como John Wayne ese sambenito de actor válido solo para papeles concretos como los de gángster. Imaginarse esta película con otro que no sea Cagney es completamente inalcanzable.

Las comedias de Wilder tienen diferentes vectores, por un lado están las más cercanas al sketch y al golpe como “Con faldas y a lo loco”, y por otro lado están lo que se denomina las comedias críticas, mucho más inteligentes y con mensajes punzantes. En “Uno, dos, tres” se reparte palos a todos, nazismo, comunismo y capitalismo son ridiculizados severamente en toda la película. Es verdad que no a todos por igual, pero es que tampoco se merecen ser tratados con el mismo rasero.

Decía Wilder aquello de "Antonioni seguro que es un gran director, un gran artista. Pero en lo que a mí se refiere, soy incapaz de mantenerme despierto". También lo dijo de Godard, Bergman, Cocteau... Y es que Wilder junto con Hitchcock, representan mejor que nadie el afán por ser entretenidos, rentables y ácidos. Europa y su cine prefirió en cambio ser pesados, deficitarios y personalistas. ¿El resultado? Subvenciones, victimismo y mucho ego, entre ellos aquel que dice que no cree en Dios y sí en Billy.

Hechos son amores y no buenas razones.
---
UN, DOS... UN, DOS, TRES, VAMOS
¿Qué es el ritmo? ¿Cuántos cineastas se habrán preguntado esto? No ya qué es si no cómo conseguirlo. Que aprendan del maestro y de, posiblemente, o al menos, para mi gusto, su obra maestra. El ritmo es uno, dos, tres.
Una obra que no deja respiro al espectador, que no deja títere con cabeza, con la que es imposible aburrirse, con la que es imposible dejar de sonreir. Una obra maestra, vaya.

Esos paseitos en moto cruzando la puerta de brandenburgo cargando con un reloj de cuco muy cantoso, esos rusos dispuestos a todo por una secretaria rubia vestida de lunares, ese Otto subersivo al que detienen por cargar carteles de kruschev en las manifestaciones, esa niña caprichosa y pseudo-imbécil que la lía parda con sus caprichines, esa esposa abnegada pero con carácter, ese ejecutivo infravalorado por su superior y dispuesto a todo por medrar... esa inoportuna botella de Pepsi... Ese glorioso James Cagney. Ese Mago, Billy Wilder. Esa OBRA MAESTRA de la comedia y del ritmo... 1,2,3
---
No hay palabras. Vuelvan a verla.
Inteligente, aguda, ingeniosa, talentosa, sagaz, divertida, graciosa, ocurrente, jovial, cachonda, chistosa, enérgica, frenética, decidida, eficaz, vigorosa, intensa, poderosa, genial, magnífica, excelente, expléndida, formidable, extraordinaria, estupenda, maravillosa, reluciente, deslumbrante, rutilante, radiante, fulgurante, esplendorosa, chispeante, tronchante, jocosa, elegante, refinada, estilosa, sofisticada, arrogante, exquisita, refinada, impecable, astrosa, atildada, picajosa, morbosa, sutil, erótica, sensual, fascinante, sugestiva, seductora... etc., etc., etc.
Cuando uno visiona por primera vez una película tan ... ya basta, siempre piensa en aquellos "afortunados" que aún la han de descubrir. Pero no sucede con este gran clásico, pues es necesidad de primer orden volver a verla , y volver a verla, y volver a verla, y uno no deja de disfrutarla nunca.
En fin amigos, un regalo de uno de los grandes maestros, qué grande eres Billy.
---
El mejor Wilder. Imprescindible.
El genial Wilder libera en esta comedia toda las virtudes que era capaz de desarrollar con un título que, a mi juicio, y con lo visto hasta el momento, es sencillamente lo mejor que he visto. Es del todo cierto que no debe ser únicamente culpa suya, ¿podría hablarse igual sin esas geniales interpretaciones? Opino que el trabajo de actor tiene su razón de ser cuando ante papeles como el de James Cagney la película sale beneficiada. Todo ello sin restarle importancia al resto de actores.

La clave es sin duda el ritmo. Coincido al pensar que no existe una comedia, al menos ninguna que haya visto yo hasta el momento, con ese ritmo acelerado y vertiginoso que apenas da descanso. No se trata de que los personajes gritan sino que hablan deprisa (eso sí que es cierto), ofreciendo una verdadera avalancha de ideas. Así pues, la calma no existe en "Uno, dos, tres", no hay un segundo de sosiego, apenas puedes pensar en qué está sucediendo, si será posible la inverosimilitud de lo sucedido, cuando una vuelta de tuerca más ofrece una salida más imposible aún. La lista de personajes secundarios extraordinarios va de la mano de situaciones inimaginables en las que es muy difícil no acabar riendo. El objeto de toda comedia alcanza aquí un resultado más que convincente: entretener a toda costa.

No opino como otros que haya una crítica al comunismo únicamente; ¿acaso no se ve ridiculizado igual, o incluso más, el sistema capitalista? Creo Wilder lo que hace es reírse de todo y todos sin excepción.
---
¿mamá, si se muere me podré quedar con su habitación?
Es difícil escribir una crítica que se lea con más facilidad con la que se ve esta película. No pierdas el tiempo leyendo chorradas, hay que verla. Nunca desciende su ritmo, nunca dejas de reír, no envejece con el tiempo, es un clásico compuesto sólo de momentos memorables, de personajes disparatados pero veraces, no hay moralinas maniqueas, no queda títere con cabeza. Catarsis para el género humano que, de capitalistas y comunistas se reduce a un elenco de gentes ridículas perdidas en el frenético girar del rollo de Un, Dos, Tres.
---
LA GUERRA FRÍA
Que el espectador pase un rato divertido representa el objetivo, y en ello radica el éxito, de una comedia. Y la “guerra fría” parece contexto adecuado para que una mente imaginativa saque partido.

Equívocos, situaciones absurdas, confusiones jocosas, desmitificaciones, mixtificaciones, desatinos, despropósitos e hipérboles, en un ambiente desenfadado, no nos dejan indiferentes.

Al contrario, nos cautivan.
---
La explicación de porqué ganaron los americanos la guerra fría
Billy Wilder volvía a sus orígenes para contarnos una historia en clave de comedía ácida como sólo él sabía hacerlo. Ya el título es una declaración de principios. "Uno, dos, tres", representaba la forma enérgica que tienen los jefes de dirigir las empresas (uno esto, dos, aquello, tres lo otro....), y el film es el reflejo enérgico de ese tipo de órdenes. El film empieza en Berlin, prácticamente después de la II Guerra Mundial, donde James Cagney interpreta a un ambicioso directivo de la famosa empresa Coca-Cola, que ve su destino como un castigo, y que como cualquier tipo ambicioso que se precie aspira a un puesto mejor. Sin embargo, la díscola hija del jefe de la compañía lo puede hechar todo a rodar cuando se enamora de un joven e idealista comunista.

Como en todas las películas de Wilder, el sólido guión es la base sobre la cual se articula toda la película, manteniendo un ritmo frenético durante todo el metraje que va "in crescendo" hasta un final de vértigo que empieza cuando el joven deja embarazada a la hija del mandamás el cual está a punto de llegar a Berlín.

Aunque el film tiene un claro tono de comedia, subyace por debajo esa acidez y ese humor corrosivo que caracterizaron a Wilder. El trasfondo es una visión de los dos mundos contrapuestos que iban a dividir el planeta en aquello que se llamó "el telón de acero". No hay nada que represente al capitalismo que la Coca-Cola. Tanto la hija del jefe es como el joven comunista, son dos símbolos del capitalimo y del socialismo, ambos jóvenes e inocentes que se dejan seducir por las aparentes bondades de ambos sistemas económicos. Y al mismo tiempo manipular. Aquí es donde entra el ambicioso personaje de James Cagney el cual no duda en hacer lo que sea por evitar el escandalo que su jefe se entere que su hija se ha enamorado de un comunista (aunque explicado en clave de comedia), para posteriormente arreglarlo y maquillarlo todo para quedar bien y conseguir ese ansiado traslado.

Tras las risas y carcajadas de las situaciones, se esconde un análisis preciso de ambos sistemas económicos, y el hecho que al final el joven comunista acabe en el lado capitalista no es más que lógica conclusión del enfrentamiento entre capitalismo y comunismo. Algo que ya Wilder nos mostró varías décadas antes de que sucediera. Evidentemente, la sociedad de consumo ofrece muchas más posibilidades que la restrictiva (e idealista) sociedad comunista. Y conste que Wilder no hace apología del capitalismo, ya que esto es asumido con una cierta amargura por el cineasta. El último fotograma (que no voy desvelar) lo deja bien claro.

Excelentes interpretaciones (impresionante Cagney en un registro alejado de los arquetipos que había interpretado), excelente guión y excelente dirección. Wilder nos ofrece otra de sus grandes comedias, no tan famosa como otras a la misma altura.

Una película que se podría mostrar en los colegios cuando tocase explicar el capitalismo y el socialismo.
---
Relativismo inteligente
Una de las mejores y más simpáticas películas de Billy Wilder, quien no deja títere con cabeza y se ríe de los dos sistemas antagonistas por excelencia en los últimos siglos, capitalismo y comunismo, caricaturizándolos desde una posición relativista, escéptica, y siempre inteligente. Para el espectador que tenga un sentimiento de incomodidad ante lo que pueda parecerle una actitud cínica por parte de Wilder con respecto a algunos de estos dos regímenes (bien es cierto que el comunismo sale peor parado), me gustaría recordarle la frase que el propio Wilder dijo y que creo que es la que mejor define la filosofía de vida (y por consiguiente de su cine) de este director: "Si hay algo que me molesta más que no me tomen en serio, es que me tomen demasiado en serio". Brillante.
---
Lo mejor que ha surgido gracias a Coca Cola
De lo mejor de Wilder junto con Primera Plana. Una delicia de comedia para disfrutar mil veces. ¿Rollazo anti-comunista? Pero si de ahí salen las mejores situaciones. ¿Y quién dice que las chicas guapas sólo sirven para adornar las películas pero para nada más?, vale, pasa hoy en cientos de películas, pero esta es un ejemplo de cómo unas bellísimas y encantadoras chicas pueden ser de lo mejorcito de una película si se hace bien. Me enamoro del personaje de Pamela Tiffin y en cuanto al personaje de la secretaria Wilder tenía bien claro que debía traernos a la mente a Marilyn.

Lo mejor: personajes, situaciones, gags... es decir el guión de Wilder y Diamond... Ay... si se siguieran haciendo guiones así...

Lo peor: que fuera en su momento un fracaso comercial.
---
Menudo ritmo
Infinitamente mejor que Con faldas y a lo loco. Simplemente contar los gags, contar el ritmo de los últimos veinte minutos, y compararlo con esa inflada película. Y ojo, tampoco es que tenga tropecientos gags, es que lo bueno es la manera en la que están metidos estos en la película, sin que frene el ritmo, no como otra película... La escena del Cagney enseñandole modales al comunista es genial, y mola ver al ejecutivo de coca-cola puteando a los rusos.
---
Sencillamente imprescindible.
Los que asocien el cine político con serias y complicadas tramas con espías y conspiraciones de fondo, deberían echar un vistazo a la que pasa por ser la mejor película de Billy Wilder (cuando un director tiene tantas obras maestras en su haber, es complicado elegir la mejor), pues con su retrato del Berlin dividido, las relaciones mercantiles de Estados Unidos con los Soviéticos en plena guerra fría, y el choque de mentalidad comunista y capitalista, logra que nos queden mas claros después de ver esta película, pero al mismo tiempo logrando algo que parece imposible de hacer cuando se tocan temas tan complicados en la época en que se rodó: no parar de reír desde el principio hasta su ultimo y genial plano final.
---
Terapia de risa
Tremenda película sin un momento de descanso en el que no paras de reírte. Si lo que buscas es humor aquí lo tienes y de todos lo tipos: humor simple, humor a gritos, humor político, humor visual, humor, humor y más humor. La vi por casualidad, pero se ha convertido en una de mis películas favoritas.
---
Uno, dos, tres... Billy Wilder al poder.
Lo siento mucho...pero es una de mis debilidades. Billy Wilder me parece uno de los mejores directores de la historia del cine, posee un don especial para hacer comedia...y de la buena.

Si nos ceñimos al cartel del film, nos resume la trama de la peli. La Puerta de Brandenburgo, una pareja que no pegan ni con cola y un señor enfadado con una botella de Pepsi Cola en su mano. No creí nunca que la Coca Cola diese para hacer una comedia.

Billy Wilder rinde un espectacular homenaje en su despedida a James Cagney, ( aunque luego haría otra peli más, casi 20 años después ) y lo acompaña de un guión espléndido, espectacular...grandioso.

Desde el comienzo con esa voz en off, con esa entrada hacia la majestuosa Puerta de Branderburgo, nos llevará de una situación a otra, tan rocambolescas y a tanta velocidad, que será difícil de atrapar en una sola visión. Esta peli hay que disfrutarla varias veces para quedarse con su esencia.

Un americano que por motivos de trabajo ha tenido que instalarse entre los alemanes y el cual quiere cambiar de aires, a través de un gran contrato con la otra potencia mundial del momento la U.R.S.S. Ahí está su oportunidad para ascender de puesto. El hecho de que sus empleados sean mayoritariamente alemanes nos mostrarán escenas muy divertidas.

Pero todo no va a ser tan sencillo, recibe una llamada de su jefe y le encarga que cuide de su hija durante dos semanas, que posteriormente se convertirán en dos largos meses.
¿ Problemas ? Demasiados, especialmente porque se trata de una alocada joven que, a los dieciocho años, ya ha estado prometida en cuatro ocasiones. Scarlett, eludiendo la vigilancia de MacNamara, se enamora de Otto Piffl, un joven comunista.

Su puesto se pondrá en peligro si su jefe descubre que esa niña no solo se ha casado con un comunista, sino que está embarazada. Así que no queda otro remedio que amañar un plan, para aparentar lo que realmente no está ocurriendo.

El reparto es espectacular, el ritmo que lleva la peli es frenético. James Cagney a base de diálogos velocísimos, inteligentes y ocurrentes, nos presenta a un personaje siempre alterado y al cual le gusta tenerlo todo bajo control. Aunque luego le fallen los planes.
Arlene Francis...impresionante, si tenemos en cuenta el tiempo que sale en pantalla, el tiempo-calidad, no tiene rival en el film. Su personaje de esposa sufrida e irónica...merece un aparte.
Pamela Tiffin capta la esencia que quiere transmitir Wilder en su personaje, una chica de dinero, pero floja de cabeza, que no es consciente de hacia donde dirige su vida. Y por último Horst Buchholz, para mí el más flojo de todos, su sobreactuación en cada escena, estropeaba en ocasiones el genial ambiente cómico creado. Su actuación si os fijáis bien, se limita a estar todo el rato enfadado y a gritar como un poseso.

Ese final al estilo " Con faldas y a lo loco " en la imagen de la Pepsi Cola...¡¡¡¡ genial !!!!


Datos técnicos:
Tamaño: 1,61 Gb
Duracion: 01:44:09
Vídeo codec: Xvid (doble pasada)
Resolución: 720 x 304
Bitrate: 1753 Kbps. Qf: 0.320
Audio codec: 0x2000(AC3, Dolby Laboratories, Inc) AC3
Bitrate Castellano/Inglés: 48000Hz 224 kb/s total (2 chnls)
Subtítulos : [Castellano (Gracias a Korisan)]


Capturas:
Spoiler: +
ImagenImagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen


eD2K link Uno, dos, tres.(1961).(DvdRip.Xvid.Dual).mercedes.avi
eD2K link Uno, dos, tres.(1961).(DvdRip.Xvid.Dual).(Subs.Es).mercedes.srt


:flecha: Hilo AQUÍ

!! Genial !! Imagen


 [ Add all 2 links to your ed2k client ]
Imagen Imagen

Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.
Avatar de Usuario
merxe
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1452
Registrado: Dom Abr 19, 2009 2:50 pm
Ubicación: Un lugar en el Sur

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961)DvdRip Dual SE

Notapor cerb » Vie Jun 24, 2011 10:34 pm

Qué gran pelicula :good: ...una vez màs muchas gracias ... :mrgreen:
cerb
Cinéfil@
Cinéfil@
 
Mensajes: 89
Registrado: Mié Sep 19, 2007 8:06 pm

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961)DvdRip Dual SE

Notapor juannavarrete » Sab Jun 25, 2011 12:29 am

Gracias Merxe...
Otro gran clásico que nos traes con gran calidad, como siempre.
Un abrazo.
Para la mejor distribución es necesario no borrar los archivos del incoming.
(Lo que es bueno para uno, es bueno para todos)
Avatar de Usuario
juannavarrete
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1920
Registrado: Vie May 09, 2008 12:05 am

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor eddelon » Sab Jun 25, 2011 6:30 pm

Hermoso aporte Merxe y estupendo ripeo,muchas gracias por traerla :yuju: :yuju: :yuju:
Un cordial saludo :hola:
Avatar de Usuario
eddelon
Director de culto
Director de culto
 
Mensajes: 862
Registrado: Vie Jul 16, 2010 12:43 am
Ubicación: Bs. As.- Argentina

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor oski » Sab Jun 25, 2011 9:36 pm

¡A renovar copia ya mismo! Tal vez una de las comedias estadounidenses más desopilantes de los '60, del siempre excelente Billy Wilder, con una actuación de James Cagney para no olvidar jamás. Siempre de lo mejor, merxe. Muchas gracias. :bravo: :bravo:
oski
Director de culto
Director de culto
 
Mensajes: 947
Registrado: Dom Dic 14, 2008 4:34 pm

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor Prudencio Salce » Sab Jun 25, 2011 10:00 pm

Al comienzo del guión original de esta película escrito por Wilder y I.A.L.Diamond, figura la frase: "Esta pieza debe ser interpretada molto furioso". Esto (al igual que "La danza del sable" de Khachaturian) nos define bastante bien lo que es esta obra maestra de Wilder.
Podríamos considerarla como una especie "screwball comedy" tardía. Este género, cuyo apogeo tuvo lugar a finales de los 30 y comienzos de los 40 y al que pertenecen títulos como "Vive como quieras", "La fiera de mi niña" o "Luna nueva", se caracterizó por un ritmo endiablado, unos diálogos incisivos y una crítica a los valores establecidos.
Aquí Wilder nos ofrece una sátira despiadada en la que no queda títere con cabeza. Se ríe de la Guerra Fría, del comunismo, del capitalismo, de los rescoldos del nazismo, de la moribunda aristocracia, de la familia norteamericana, de los ideales juveniles, de la sociedad de consumo, del imperialismo estadounidense,... No es extraño, por tanto, que en su época la película recibiera airadas críticas desde las más variadas procedencias.
Además, se dio la circunstancia de que, a mitad del rodaje (concretamente el 13 de agosto de 1961) se comenzó a construir el Muro de Berlín. El equipo de rodaje tuvo que trasladarse a los estudios Baviera de Munich, donde se construyó una réplica de la parte baja de la Puerta de Brandenburgo para poder continuar.
Se agudizaba, pues, la Guerra Fría, y la película se estrenó en el peor de los momentos. En alemania, las críticas fueron furibundas ("¿Por qué no hace una película riéndose del cáncer de pulmón?", llegaron a decirle a Wilder). Y en el resto del mundo las cosas no le fueron mejor. Totalmente incomprendida, la película fue un fracaso comercial.
Vista hoy, todo esto nos resulta un tanto absurdo. No es posible (al menos, en mi caso) tomarse la crítica de la película demasiado en serio pues los personajes son meras caricaturas (de hecho, James Cagney parece en muchos momentos una especie de dibujo animado). Además, el tiempo le ha dado la razón, pues el capitalismo consumista ha acabado devorándolo todo. Pero, en fin, eran otros tiempos...
Hoy podemos disfrutar, sin ningún tipo de prejuicio, del talento de Wilder, de los afilados diálogos, del ritmo que imprime a la película... y de la genial interpretación de Cagney.
Cagney es el alma de la película. Sin embargo, el rodaje fue un infierno para él. El ritmo al que tenía que decir los diálogos era demasiado rápido lo que le hacía olvidar palabras y había que repetir la toma (hasta 50 veces llegó a repetir una de ellas). No se llevó bien con Horst Buchhold ("el único actor con el que he odiado trabajar", dice en sus memorias), pues era poco colaborador, intentaba robarle las escenas y Wilder apenas lo dirigía (en efecto, está bastante sobreactuado). Sólo trabó amistad con Pamela Tiffin, la cual se hallaba algo acomplejada entre tantos grandes y experimentados actores. Fue la primera vez que se planteó abandonar un rodaje antes de terminarlo.
Tras esta película, el actor se retiró a su granja y no volvió a trabajar en el cine (aunque le ofrecieron papeles en películas como "My fair lady" o "El Padrino II"). Sólo 20 años más tarde interpretó un pequeño papel en "Ragtime", de Milos Forman.
Wilder, por su parte, fue agudizando su cinismo en películas posteriores (y acumulando también fracasos comerciales). Su vena romántica (que también la tenía) sólo aparecería en esas dos joyas tardías que son "La vida privada de Sherlock Holmes" y "Avanti".
Se comenta que la actriz Joan Crawford, que por entonces pertenecía a la junta de accionistas de la PepsiCo, llamó a Wilder indignada, pues había oído que estaba rodando una película sobre su rival, la Coca-Cola. La reacción de Wilder fue añadir el gag final que todos conocemos.
En suma, una película para disfrutar de principio a fin.
Muchas gracias, Merxe, y un cordial saludo. :hola:
Vivir no es sólo existir, / sino existir y crear, / saber gozar y sufrir / y no dormir sin soñar. / Descansar, es empezar a morir.
Avatar de Usuario
Prudencio Salce
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1211
Registrado: Mié Sep 09, 2009 9:58 pm

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor merxe » Dom Jun 26, 2011 6:27 am

ImagenImagen
Imagen Imagen

Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.
Avatar de Usuario
merxe
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1452
Registrado: Dom Abr 19, 2009 2:50 pm
Ubicación: Un lugar en el Sur

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor Ethan Wayne » Dom Jun 26, 2011 1:15 pm

Maravilloso film, no me cansaré nunca de verlo.

Gracias merxe. ;-)
FORAJIDOS DE LEYENDA
http://fdlwest2.forogratis.es
Grupo de ripeo Los Indestructibles
Avatar de Usuario
Ethan Wayne
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1134
Registrado: Jue Mar 29, 2007 6:38 pm
Ubicación: Monument Valley

Re: One, Two, Three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor merxe » Dom Jun 26, 2011 2:28 pm

Imagen
Imagen Imagen

Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.
Avatar de Usuario
merxe
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1452
Registrado: Dom Abr 19, 2009 2:50 pm
Ubicación: Un lugar en el Sur

Re: One, two, three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor tequila » Mar Ago 30, 2011 10:09 pm

Gracias Merxe. :adios:
tequila
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1266
Registrado: Vie Mar 19, 2010 1:42 pm
Ubicación: Oviedo.

Re: One, two, three (Billy Wilder, 1961) DVDRip Dual SE

Notapor merxe » Mié Ago 31, 2011 8:33 am

Imagen
Imagen Imagen

Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.
Avatar de Usuario
merxe
Director consagrado
Director consagrado
 
Mensajes: 1452
Registrado: Dom Abr 19, 2009 2:50 pm
Ubicación: Un lugar en el Sur

Anterior

Volver a Largos Modernos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados